Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Energía renovable y el Mercado Eléctrico Regional

| Lunes 21 julio, 2014



Energía renovable y el Mercado Eléctrico Regional

En los últimos meses, con el objetivo de contrarrestar episodios de escasez energética, varios países se han visto obligados a recurrir al Mercado Eléctrico Regional Centroamericano (MER) para comprar energía.
Tal vez el caso más conocido ha sido el de Panamá, que además de comprar en el MER, se ha visto en la necesidad de tomar medidas extremas para reducir su consumo, tales como limitar el uso de aire acondicionado. Pero el MER, además de cumplir su función de facilitar la transacción de energía en momentos de crisis, se perfila como un séptimo mercado en la región, generando la oportunidad de producir energía y venderla en otras latitudes; oportunidad especialmente interesante para países con mercados energéticos abiertos y dinámicos como Panamá, Guatemala y El Salvador, y no tanto para mercados tradicionales como Costa Rica, Honduras y Nicaragua.
Si bien es cierto, el nuevo reglamento del MER, que entró en vigencia en 2012, incrementó la cantidad de transacciones, la participación de energía eólica y solar en este mercado es ínfima. Esto se relaciona con tres grandes retos que afronta la Comisión Regional de Interconexión Eléctrica (CRIE) para dinamizar el mercado y hacer proyectos “bancables”.
Primero, la CRIE debe terminar la ardua tarea de armonizar la legislación de cada uno de los países con la legislación del MER. En cuanto exista una legislación sólida y consolidada, habrá más certeza de cómo funciona el mercado, incentivando la participación en este.
Por otro lado, el hecho de no poder firmar contratos a largo plazo para transar en el MER, representa un desafío en términos de financiamiento, que los proyectos de energía renovable deberán afrontar, con estructuras financieras creativas e innovadoras, para poder participar en este mercado.
Por último, la CRIE afronta el reto de informar con claridad los costos implícitos que tiene el vender en el MER para incentivar a los agentes a usar el mercado regional y no su propio mercado de oportunidad.
En conclusión, el MER se encuentra aún en su etapa final de estructuración, la cual genera cierta incertidumbre, sin embargo, en cuanto se solucionen los retos aquí mencionados y el mercado goce de madurez, representará una valiosa oportunidad de ampliar los horizontes de la industria energética centroamericana.


Juan Rodríguez
Desarrollador de negocios
Juwi Energías Renovables