Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Depp cumple un sueño en "Dark Shadows"

Redacción La República [email protected] | Lunes 14 mayo, 2012



CINE
Depp cumple un sueño en “Dark Shadows”


El director estadounidense Tim Burton asegura que el popular actor Johnny Depp “siempre quiso interpretar a Barnabas Collins”, el vampiro protagonista de su última película, “Dark Shadows” (Sombras tenebrosas).
Burton confesó que fue el propio Depp, gran amigo suyo, quien lo convenció para dirigir esta adaptación de “Dark Shadows”, una serie televisiva americana de culto de los años 60 de la que ambos eran admiradores.
Depp interpreta a Collins, rico empresario inglés en Estados Unidos del siglo XVIII que rompe el corazón a la magnética Angelique (Eva Green), una bruja que lo castiga convirtiéndolo en vampiro y enterrándolo vivo.
Dos siglos después, Collins —cuyo verdadero amor, Josette (Bella Heathcote), se tiró por un acantilado— es liberado de su encierro y regresa a la mansión familiar, donde ayudará a sus descendientes, encabezados por la matriarca Elizabeth (Michelle Pfeiffer), a recuperar el esplendor perdido.
Se trata de una extravagante historia gótica de romance y terror con toques de humor al más puro estilo Tim Burton, que reúne a un elenco de estrellas en el que también figura su esposa, Helena Bonham-Carter.
Además de Depp, que también produce la película, otra “fan” de la serie era Pfeiffer, quien confesó que llamó ella misma a Burton para pedirle un papel en el filme.
Uno de los elementos más atractivos de la película es que Collins, un vampiro con aires de dandi decimonónico, regresa de su encierro al mundo de los años 70, poblado por hippies tardíos, estampados cubistas y con banda sonora de Elton John y Alice Cooper.
“Es curioso, pero, al investigar para el filme, me di cuenta de que en los 70 también había mucho gótico, así que ambos periodos encajaban bien”, dijo Burton, quien consigue en este contraste muchos de los momentos divertidos de la película.
En sus intentos por reflotar el negocio familiar, Collins tendrá que enfrentarse con la ambiciosa empresaria Angie —reencarnación de Angelique, la bruja que lo hechizó—, lo que da lugar a combates y encontronazos sexuales de los que echan chispas.
La rival de la hechicera es Victoria —reencarnación de Josette, el amor suicida de Collins—, interpretadas ambas por la australiana Bella Heathcote, que con este angelical pero inquietante papel entra por la puerta grande en Hollywood.
Bonham-Carter contó con humor que esperaba que su marido le hubiera dado el papel de “la bruja sexy”, pero en cambio le tocó ser “la psiquiatra borracha que acaba criando malvas”.

Londres / EFE