Logo La República

Lunes, 27 de mayo de 2024



NACIONALES


Cinchona ... Sin trabajo

Nancy Carvajal | Viernes 18 enero, 2013


El no recuperar los terrenos los vecinos de Cinchona, para sembrar y criar animales, provoca el cierre de pequeños negocios, y el éxodo de quienes no encontraron opciones de ingresos para quedarse en la comunidad. Aunque la reubicación de Cinchona contempló un terreno para que los damnificados fueran productivos, nunca fue entregado por problemas burocráticos. Marco Monge/La República


Burocracia impide a pobladores tener tierras para producir

Cinchona ... Sin trabajo

Vecinos pasan penurias por escasez de empleos en la zona

La crisis provocada por el terremoto de Cinchona aún afecta a sus habitantes. Aunque ya un centenar de familias tiene un nuevo hogar, no recibieron el terreno prometido para que pudieran trabajar la tierra nuevamente, como era su costumbre.
De las 43 hectáreas que fueron destinadas a la producción se decidió en octubre pasado traspasar al Instituto de Desarrollo Rural (INDER) 30 para futuras propuestas de desarrollo.
De estas 30, solo 17 serán destinadas a incentivar la economía del proyecto. El resto quedará para áreas de protección, porque cuentan con riachuelos.

La idea en que está trabajando esta entidad es en tres aspectos que ayudarían como fuente de empleo. El primero de ellos es que los proyectos se hagan colectivamente, el segundo es que vuelva a utilizar algunas terrenos de la vieja Cinchona y por último que haya un centro de aprendizaje para agricultura especializada. Pero aún no existe nada en concreto de lo que sería la primera solución de trabajo.
Después de ser beneficiados con las casi 100 viviendas del proyecto Nueva Cinchona, los lugareños atraviesan las penurias de no tener fuentes de empleo.
Antes del terremoto, la gente tenía sus parcelas para cultivar rábano, tomate y fresa entre varios productos.
El problema es que ahora, pese a tener casa, no tienen donde sembrar.
Esto deja con pocas posibilidades a la gente de la zona para subsistir mediante las actividades para las cuales estaba preparada.
El terreno donde está actualmente Nueva Cinchona contemplaba una solución productiva, un área para que ellos sembraran y así, recuperaran su fuente de ingresos.
Pero esto no sucedió.
Aunque la esperanza de estas familias era obtener un terreno para volver a generar ingresos, no será así, ya que el Instituto de Desarrollo Rural descartó a última hora la posibilidad de entregar un lote productivo a los habitantes de Nueva Cinchona.
“Se descarta que se vayan a dividir las tierras para las personas productoras, el proyecto se va a hacer asociativo para volver a generar economía a estas personas que quedaron sin trabajo”, mencionó Rolando González, presidente del INDER.
Esta propuesta de un modelo colectivo es incomprensible para los vecinos de Nueva Cinchona, quienes ni siquiera saben qué significa y hasta ahora nadie les ha explicado.
Las tierras carecen de calidad agrícola y de ello se dan cuenta hasta ahora, porque mantienen un alto grado de humedad, dificultando el proceso de siembra.

Para muchos es preocupante que las únicas fuentes de trabajo siguen siendo la fábrica El Ángel, hotel La Paz Waterfall Garden y Hotel Peace Lodge.

Nancy Carvajal
ncarvajal@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.