Enviar
Mantener penas a quienes hagan copias con fines comerciales, piden empresas
¿Cárcel para copiadores?

Castigos deben eliminarse, consideran políticos

Sacarle copias a un libro podría significar la cárcel para cualquier persona que lo haga con fines comerciales.
Esto es al menos lo que quieren varios empresarios que representan al sector editorial.
Por otro lado, algunos políticos promueven eliminar las sanciones por los delitos de propiedad intelectual.
A ellos se suma el apoyo de estudiantes de universidades y colegios, quienes se unieron ayer en una marcha para apoyar el “resello” contra la ley de fotocopiado.
Actualmente si usted es estudiante o profesor puede sacar fotocopias sin ser penado, ya que desde 2008 Costa Rica estableció un respaldo para las personas que utilizan fotocopias sin fines de lucro.
Pero si lo hace con fines comerciales; es decir, para vender los documentos por cantidades, puede ser llevado a la cárcel.
Las diferencias entre ambos grupos surgen luego del veto que la presidenta Laura Chinchilla emitió recientemente sobre la Ley del Fotocopiado. Con esta medida, la normativa debe discutirse nuevamente por los diputados.
A raíz de esta discusión, los empresarios solicitan que “se estudie bien” el proyecto con el fin de mantener las penas y proteger los derechos de quienes elaboran las obras.
“Esperamos que en el Congreso valoren lo que muchos sectores han ido manifestando en relación con la no necesidad en este momento de modificar la ley”, dijo Alexander Mora, presidente de CAMTIC.
No obstante, a nivel político la visión es distinta al considerar que existen aspectos sociales que se deben tomar en cuenta, como por ejemplo las dificultades económicas de muchos estudiantes para obtener libros que en ocasiones son costosos.
“Es un tema delicado ya que están involucrados los derechos de autor, compromiso internacional que tiene el país, y por otro lado es un tema de consideración social”, dijo Luis Fishman, diputado de la Unidad Social Cristiana.
La producción creativa juega un papel importante en la economía nacional, dado que el sector digital genera alrededor de 80 mil empleos directos y 80 mil indirectos.
Esto representa un 9% de la población económicamente activa, empleos que dependen de la protección que se dé a las creaciones intelectuales.
A esto se añaden las obras literarias, el aporte musical y cinematográfico, sectores que se encuentran en constante crecimiento.
Solo en el primer semestre de 2012, se reportó un aumento del 13% en las exportaciones de servicios, la cual en su mayoría está sustentada en propiedad intelectual.
Por tal motivo existe presión por una protección eficaz hacia los propietarios de obras.
Las protestas por parte de los estudiantes formaron un movimiento llamado “Fotocopiando para estudiar”, donde participaron alrededor de 10 mil estudiantes en la marcha que realizaron desde la Universidad de Costa Rica hasta la Asamblea Legislativa.
A su vez, los integrantes del movimiento aseguraron que la manifestación fue de forma pacífica, con el fin de demostrar su posición a favor del bando político.
“Venimos a defender lo que es el fotocopiado para fines educativos y como este servicio se debe dar”, dijo Viviana Acosta, vocera del movimiento “Fotocopiando para estudiar”.
Además, aclararon que los actos de violencia demostrados ayer frente al Congreso fueron protagonizados por personas ajenas al grupo de protesta organizado por la UCR.
Actualmente, tanto los estudiantes, profesores y empresas de fotocopiado se encuentran respaldados por la legislación, siempre y cuando se hagan copias parciales de las obras.
El problema radica al sacar una copia igual a la obra original en su totalidad.

Giuliana Llanes
[email protected]
Ver comentarios