Alexitimia: un mundo sin emociones
La alexitimia puede darse debido a factores biológicos de la persona, por aprendizaje en la familia o por traumas.
Enviar

SALUD

Alexitimia: un mundo sin emociones

Es la incapacidad que tienen algunas personas de identificar y describir verbalmente lo que sienten

¿Le ha pasado que una persona le dice “te quiero” y usted no sabe cómo responder a esa frase? O ¿que usted está muy enfadada con alguien, pero ni siquiera se da cuenta de que siente eso?
Esa situación se llama alexitimia, un trastorno del afecto que enfrentan muchas personas, y que se caracteriza por la incapacidad de identificar y describir verbalmente emociones y sentimientos en uno mismo y en los demás.
Esta afectación limita a quienes la padecen cuando se trata de experimentar fantasías y sueños, o pensar de forma imaginativa. También hace que sean reprimidas o muy reservadas y por ende tengan problemas para socializar.
“La alexitimia es un trastorno del estado de ánimo, por lo tanto afecta la expresión de las emociones; afecta la empatía que es ponerse en el lugar del otro. Por ejemplo; puede ser una persona muy reservada que de pronto experimente un exabrupto de ira, enojo o llanto muy profundo, porque no logra reconocer las emociones ni expresarlas y estas salen a flote cuando menos se espera y de una forma muy intensa”, afirmó Diana Mesén, psicóloga clínica.
Las causas de la alexitimia pueden ser biológicas, por aprendizaje o por traumas que vivió la persona.
“Las causas biológicas es cuando hay una baja producción de los neurotransmisores en esa persona, por ejemplo las endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, así como la serotonina, dopamina”, afirmó la especialista.
“También se da por causas a nivel de aprendizaje familiar, que en mi familia tiendan a ser poco expresivos o muy reservados, entonces yo aprendo lo mismo. O puede ser por una situación específica como un trauma, porque ocurra un evento ‘x’ y yo quedo afectado severamente en la parte de expresión emocional”, añadió Mesén.
La psicóloga afirma que la alexitimia se da en tres niveles: leve, moderado y severo, por lo cual las personas que la padecen lo demuestran de diferentes maneras.
Además señaló que la gente con dicho trastorno “usualmente no tiene conciencia de que lo está padeciendo, sino que otras personas tienen que hacérselo notar, porque para ellos (su comportamiento) es lo normal”.
Aunque no hay datos oficiales de cuántas personas padecen alexitimia en el país, Mesén afirmó que de los pacientes que ella atiende, entre un 10% y 15% presenta dicha afectación.
Los tratamientos para este trastorno varía según el diagnóstico que hace un especialista en el paciente. Así puede incluir tratamiento farmacológico cuando se trata de casos severos u originados por razones biológicas.
Además tratamientos en psicología, terapias alternativas en las que se trabaje la expresión de emociones y la práctica de actividades que generen bienestar y placer en la persona como el deporte, escuchar música y hobbies, entre otros.

Carolina Barrantes
[email protected]

Twitter: @cbarrantesLR



Ver comentarios