Enviar
Sábado 31 Mayo, 2014

La crisis venezolana tiene rasgos muy inhumanos como el aumento de personas minusválidas


A quién asustan los políticos

Como reacción animal natural, frente al caos y el desorden el hombre se desorienta y siente miedo, lo que produce reacciones negativas al punto que muchas veces van en el sentido de empeorar la situación.
Pero el ser humano tiene alma y razón —y por esto la posibilidad de supervivencia— que puede y debe prevalecer, solo que el raciocinio es más lento que la reacción instintiva. Así, esta Europa deprimida por un estatismo que ya se ha convertido en una cuestión “cultural” —al punto que es difícil imaginarla sin el Estado “de Bienestar”— reacciona con miedo y se lanza con más fuerza al caos.
Alexis Tsipras, el niño bonito de la izquierda europea, en un reportaje publicado por El Mundo de España, despotrica contra las “medidas de austeridad”. Este ateniense de 40 años es el líder de Syriza, la izquierda radical griega que se perfila como el primer partido de ese país, y aspira a la presidencia de la Comisión Europea como candidato de la Izquierda Europea.
“Europa se encuentra… en la encrucijada más crítica… (desde) la II Guerra Mundial. Si las fuerzas políticas del consenso neoliberal, si prevalecen los… ‘tres mosqueteros de la austeridad’ (conservadores, liberales y socialdemócratas), entonces… la calidad de vida caerá más”.
Y remata con razón que “el avance de la derecha extremista y populista es el monstruo que ha generado… El desempleo, la pobreza y la lucha por la supervivencia generan miedo y desesperación”. Da pena que concluya por el lado erróneo porque la verdad es que el viejo continente se ha hundido precisamente por el excesivo gasto a pesar de “la austeridad” porque esto se paga, básicamente, con impuestos que terminan pagándolos los pobres ya que los ricos los derivan hacia abajo en aumentos de precios, bajas de salarios, etc. Así se puede anticipar adonde llegarán si aumentan el gasto, basta con ver los “logros” del Socialismo del Siglo XXI en Venezuela.
Cuenta Asdrúbal Oliveros que el salario mínimo creció un 2,5% durante el chavismo entre 1998 y 2013 —el petróleo aumento un 790%—, y solo alcanza para cubrir el 97,1% de los alimentos básicos. Según datos del Banco Central, del total del valor agregado generado en 2012, el 32,3% llegó a manos de los empleados, mientras que el 52,0% se lo quedaron los empresarios.
En EE.UU. el 52,7% del valor agregado se reparte en forma de remuneraciones. Pero la crisis venezolana tiene rasgos muy inhumanos como el aumento de personas minusválidas. Sucede que “los médicos podemos evitar —con fármacos— recurrir a este procedimiento, pero si no contamos con los recursos… inevitablemente hay que amputar”, explica un especialista.
En fin, una prueba de que los políticos no logran asustar a los racionales es el comportamiento de los mercados. Tras las elecciones del domingo 25 de mayo, en las que avanzaron los populismos de derecha e izquierda, los mercados ignoraron la subida de los partidos euroescépticos y de los radicales en la Eurocámara. Milán, París, Fráncfort, Madrid… Todos el lunes exhibieron ganancias, de más del 3% en el caso italiano, sin rastro de números rojos ni atisbo de temor. Las primas de riesgo cotizaron a la baja. Los mercados siempre encuentran una oportunidad para obtener beneficios. Y, de momento, el funcionamiento del Parlamento Europeo no se verá afectado, ya que la mayoría de las decisiones seguirán en manos del Partido Popular y el Grupo de los Socialdemócratas.

Alejandro A. Tagliavini

(@alextagliavini)