900 ideas por nacer
Enviar

900 ideas por nacer


Uno de mis recuerdos de niño, es jugando en el mosaico blanco con un Volkswagen Matchbox entre las filas de gente en la sucursal del BCAC en mi pueblo, Tres Ríos.
Uno o dos cajeros que todavía reconozco y cuyas manos rápidas y sellos al triplicado, me llevan al Banco que antecedía un copo en el parque, antes lleno de árboles.
La semana pasada, esos recuerdos se salieron en la entrevista con Guillermo Quesada, un gerente de vivo verbo e ideas claras y muy a gusto, con decir que la razón para hacer banking con el banco más pequeño de los estatales, es que es el más amigable.

Yo entendí eso perfectamente cuando se llenó la boca invitando a las pymes a acercarse y sacarle provecho a la Banca de Desarrollo. “Viera, Francisco —me dijo fuera de micrófonos— la lástima que da saber que hay 900 sueños que no fueron financiados”.
Aquí, la entrevista se enfoca en la pyme y de pronto no siento que estoy conversando con el presidente de la Cámara de Bancos —un banquero de cabo a rabo— sino con un consultor para emprendedores:
“La idea es seguir contribuyendo con la colocación de recursos, avales y garantías y apoyando en la coordinación de servicios no financieros con el sistema de banca para el desarrollo”.

F: - ¿Ustedes apoyan al empresario que tiene una buena idea y lo que le hace falta es que alguien se la apoye?
G: - Nosotros le coordinamos el proceso de inducción ¿Por qué? Porque no tienen un proyecto viable y factible, lo que tiene es como una idea, ¿cómo hacer por ejemplo una sala de belleza?
F: ¿Su venta de pupusas?
G:- Exacto su venta de pupusas, entonces, ¿cuál es el problema que hay aquí?
Bueno ellas han empezado de una forma autónoma, con sus recursos propios y quieren expandirse porque les ha ido bien, porque muchos son jefes de hogar, pequeños agricultores que a la postre no se acercan a un banco, les da temor.
F:- ¿Qué se imaginan?
G:- Sienten que les van a pedir un montón de cosas, aparte de una garantía real, entonces ¿qué hacemos en el banco? Los escuchamos, les damos los requisitos pero si nos traen ya el proyecto definido o el plan de negocios que sea viable y factible, entonces les orientamos para iniciar un proceso de capacitación por cerca de dos a tres meses y ahí mismo se establece la viabilidad, esto es lo que llamamos “servicios no financieros“. Han pasado 1.000 personas y el 10% de estas ha tenido éxito, o sea se están tramitando con los diferentes operadores. Pero vea qué interesante, quedan 900, un potencial de 900 propuestas que podrían repensarse con el objetivo de que puedan ser sujetos de crédito del sistema bancario para el desarrollo.
F: - 900 ideas por nacer. ¡Qué bien!

Cargo: Socio director
Empresa: ICS Consultores – Baker Tilly International.
Mail: [email protected]


Escuche el miércoles 9 a.m. en 98.7 Radio Columbia entrevista a Yenori Cordero, gerente de Marroquinerías Yenori, premio Cadexco a la Pyme exportadora.


Ver comentarios