"Tenemos que acostumbrarnos al flujo regular de migrantes"
“Todo parece indicar que debemos acostumbrarnos a este flujo regular. En Haití la pobreza es terrible”, asevera Manuel González, canciller de la República. Gerson Vargas/ La República
Enviar

Mientras Haití sufra una severa crisis económica y social, y el Gobierno de Brasil permita el acceso regular y legal de migrantes de dicha nación, otros países latinoamericanos como Costa Rica, tendrán que lidiar con el intento de miles de personas de llegar a Estados Unidos.

En estos momentos, unos 1.200 haitianos están varados en la frontera norte con Nicaragua, ya que ese país no les permite continuar su viaje.

Sin embargo, no es extraño que ese número vuelva a subir, reconoce Manuel González, canciller de la República, quien vislumbra un flujo regular de migrantes indefinidamente.

Durante meses, los haitianos calculados en más de 20 mil, han cruzado la frontera gracias a la ayuda de coyotes, lo cual no es lo óptimo, aseveró González.

En ese sentido, Costa Rica seguirá abogando por una solución integral y compartida con otros países.

En 2016, ¿cuál fue el gran reto de la Cancillería?
El tema de los migrantes. Primeramente con los cubanos que vinieron y después con llegada masiva de extracontinentales, aunque después se comprobó que la mayoría eran haitianos.
Este es un fenómeno que está para quedarse y que irá en aumento.
Costa Rica no es el origen y tampoco tiene entre sus manos la solución, por lo se debe buscar una respuesta regional.
Siempre enfocaremos este tema como un asunto de Derechos Humanos y no como un asunto de seguridad nacional, como sí lo ve Nicaragua, país que no nos deja avanzar en una solución integral.

¿Qué ha hecho el país para atender a los migrantes?
Hemos atendido a estas personas de la mejor forma posible dentro de nuestras posibilidades.
De muchos miles que han ingresado y transitado por Costa Rica, tenemos unos 1.200, lo que evidencia que se le ha dado alguna solución a la situación.
La solicitud a estas personas es que no vengan, que no se expongan a peligros, pues el viaje hasta Estados Unidos es muy peligroso.

¿Considera que la decisión de Costa Rica de promover un corredor humano para los cubanos, incentivó a migrantes de otros países a hacer el viaje, esperando recibir un trato similar?
Son fenómenos diferentes. Los cubanos tienen, por disposición de Estados Unidos, una protección migratoria especial una vez que llegan.
Mientras que estos beneficios no se aplican a ninguna otra nacionalidad; entonces esa expectativa, si en algún momento la tuvieron algunos de los haitianos, tiene que haber sido de una minoría.

¿Cuál es el origen de estos migrantes?
Esta gente viene migrando desde el corredor Haití-Brasil, que se abrió después del terremoto de 2011.
Después del Mundial de Fútbol y de las olimpiadas, la necesidad de trabajadores mermó considerablemente, sobre todo después de la crisis económica y política que ha vivido Brasil.
Pese a ello, los haitianos pueden seguir entrando al continente por Brasil de forma regular y debido a que no encuentran trabajo, empiezan a buscar la forma de llegar a Estados Unidos.

¿Qué va a pasar al considerar que Nicaragua no les da paso?
Ellos tienen sus mecanismos. Los que han logrado llegar a Estados Unidos están conectados por vías electrónicas con sus familiares y amigos y hasta les envían dinero.
Muchos tienen una forma de continuar su viaje, lamentablemente de una forma irregular, recurriendo a los coyotes sin importar el peligro que represente para ellos.
En Costa Rica ellos no están haciendo nada irregular, no están detenidos, solo están de paso.

¿Por cuánto tiempo tendrá el país este problema de migración?
Todo parece indicar que debemos acostumbrarnos a este flujo regular. Como país tenemos que tomar todas las previsiones de ahora adelante, incluso medidas presupuestarias. En el mundo la migración es una realidad y nuestra región no es la excepción.
En el caso de Haití la situación interna es terrible en todos los sentidos y por eso, mucha gente desea irse.


Liderazgo



El canciller Manuel González es uno de los ministros que se han mantenido en el cargo desde que inició el Gobierno.

Nombre Manuel González

Cargo Ministro Relaciones Exteriores

Profesión Abogado

Experiencia
Embajador en Ginebra (2002-2004)
Ministro de Comercio Exterior (2004-2006)


Fuente: Cancillería

 

Ver comentarios