Cortesía/LA REPÚBLICA
Enviar

El día jueves 18 de agosto del 2016 la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER) publicó el estudio sobre el impacto de las zonas francas en Costa Rica elaborado junto con el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) y la Coalición Costarricense Iniciativas de Desarrollo (CINDE) el cual contó con la validación de expertos de la Universidad de Costa Rica, y del Estado de la Nación.

De acuerdo con el estudio, por cada dólar exonerado a las empresas en régimen de zona franca, se generan $6.2 dólares para el país, que a su vez representaron un 6% del Producto Interno Bruto en el año 2015.  Adicionalmente,  las empresas y trabajadores del régimen aportaron $515 millones a la CCSS y $22 millones al INA, y los salarios de los empleos directos ascendieron a $1.736 millones en el año 2015 creciendo un 13% en relación con el año 2014 y facilitando empleo a 125.000 personas, u ochenta y cinco mil empleos directos.

Es decir, en términos macroeconómicos las zonas francas aportaron al desarrollo de Costa Rica, no solamente con respecto al Producto Interno Bruto, sino también en la calidad y cantidad de empleos de los costarricenses. 

Esta tendencia no es nueva.  Mundialmente, se considera el modelo de zonas francas como una opción exitosa para alcanzar mejores niveles de desarrollo, empleo e infraestructura. La Organización Mundial de Zona Francas (WFZO) indica que la cantidad de zonas francas a nivel mundial alcanzó las 3.500 en más de 135 países para el año 2015, ocupando Costa Rica el quinto lugar en Latinoamérica con mayor cantidad de zonas francas. 

Se ha probado además que las zonas francas contribuyen a la creación de Cadenas Globales de Valor a través del encadenamiento productivo y de las posibilidades que se abren para pequeñas y medianas empresas que proveen bienes y servicios aprovechando la plataforma de atracción de inversiones de los países.

En Costa Rica, el Régimen de Zona Franca es un régimen liberatorio del pago de tributos fiscales y aduaneros.  Una vez constatado el cumplimiento de una serie de requisitos, las empresas son titulares de los beneficios e incentivos fiscales que el Estado costarricense les otorga de acuerdo con la normativa vigente.

Es cada vez más necesario que el país promueva más inversiones y su arraigo en territorio nacional, fomentado la evolución de la productividad a través del desarrollo de sectores estratégicos, mejorando las condiciones del entorno competitivo, en especial el desarrollo urgente de infraestructura y de la educación especializada y bilingüe, así como ser miembro de alianzas comerciales.  Esto le permite poder seguir ofreciendo el ambiente necesario para ser líderes entre los 135 países que ofrecen regímenes de Zona Franca.  

Fernando Vargas, Socio de Pacheco Coto
Fernando.vargas@pachecocoto.com
Carolina Palma, Asociada Senior de Pacheco Coto
carolina.palma@pachecocoto.com
2505 0900
www.pachecocoto.com
 

Ver comentarios