Logo La República

Domingo, 16 de enero de 2022



COLUMNISTAS


Ya cerca del final

Emilio Bruce ebjreproduccion@gmail.com | Viernes 07 enero, 2022


El país se enfrenta a las elecciones generales el 6 de febrero del 2022. Muchos costarricenses, cerca del 42% del padrón, no se han definido aún.

Todos tenemos motivaciones para votar por uno u otro candidato, pero debemos hacer el esfuerzo por elegir correctamente a quienes constituirán la Asamblea Legislativa por los cuatro próximos años, al igual que al presidente y vicepresidentes de Costa Rica que encabezarán el Poder Ejecutivo.

¿Tenemos claros los problemas que enfrenta el país? ¿Hemos logrado establecer una jerarquía de urgencias de la resolución de estos problemas? ¿Tenemos claro quiénes son las personas con las destrezas y capacidades para resolver las dificultades por las que atravesamos?

Son muchos los candidatos que han propuesto su nombre al electorado. Realmente los electores no recuerdan sus nombres, sobre todos de las figuras nuevas, ni los colores de las banderas, ni los nombres de las agrupaciones políticas que los postulan. Este es un problema más serio de lo que nos imaginamos y hará crisis el día de emitir el voto. Pero el país quería muchas opciones y las ambiciones y vanidades de algunos eran inmensas.

¿Hemos logrado determinar con claridad quiénes son los “meros meros” que pueden contar con el apoyo de un equipo de primera, con una fracción legislativa leal, y el liderazgo requerido para enfrentar las dificultades y resolverlas? No debemos olvidar que el estado gasta dos colones por cada colón recaudado. De esa manera ha venido pidiendo prestado año con año en exceso del 40% del presupuesto nacional. El problema es de gasto más que de ingresos.

Muchos candidatos han comenzado a ofrecer soluciones diferentes dependiendo de a cuál grupo estén dirigiéndose. Algunos candidatos ofrecen no tocar nada y hacer más eficiente el estado. ¿Con qué plata van a seguir sosteniendo el tren de gastos de nuestro sector público? No nos han explicado por qué no van a eliminar desperdicios, duplicaciones de competencias e instituciones que ya no contribuyen. No nos han explicado cómo van a aumentar la recaudación de tributos. ¿Pretenderán pagar gastos adicionales con más deuda pública? ¿Anuncian más impuestos de los que ya nos están aplastando?

Por allí leí que JAPDEVA no se toca, que JAPDEVA es Limón. ¿Y cómo se pagarán los gastos de esa fallida institución? ¿Tendrán los costarricenses que pagar más impuestos para mantener esa entidad sin reducir su gasto y su planilla?

Por allá leí que RECOPE no se toca. Que hay que buscarle nuevas actividades para que la refinadora que no refina tenga justificación de existir.

Un candidato ofrece no bajar el costo de la electricidad a los consumidores, pero no ofrece una reforma para mantener las finanzas del ICE caminando.

Por aquí un candidato asegura que los bancos estatales son la piedra angular del estado y que el margen de intermediación financiera o sea lo que cobran como diferencia entre los intereses pagados a los ahorrantes y lo cobrado a los usuarios no se tocará, que por altísimo que sea no se tocará para defender el gasto y el empleo de la banca estatal. ¿Y entonces la banca del estado está en función de Costa Rica o Costa Rica es una vaca de ordeño de la banca estatal?

Otro candidato por allá señala que el diferencial cambiario está bien para los bancos, pero no señala que ese inmenso diferencial perjudica a los exportadores y encarece todo lo importado. ¿Entonces los que sostienen el sartén por el mango seguirán siendo los beneficiarios de privilegios y ventajas que reducen la competitividad del país?

Los candidatos no describen ni la gravedad de los problemas del país ni la dureza de las soluciones para los costarricenses. No desean indisponerse con los votantes y disimulan lo que se va a venir. Es cada vez más claro que no aprenden trucos nuevos los perros viejos, ni los partidos son capaces de romper con el molde de lo que han venido haciendo para proyectar al país hacia adelante. Lo que todas estas propuestas y pseudo soluciones nos anticipan es que no habrá soluciones finales a los problemas que vive el país. El nadadito de perro para que los beneficiarios del statu quo no tengan cambios adversos a sus intereses seguirá siendo nuestro estilo nacional de nado.

Ni se refieren a los problemas, ni se refieren a las soluciones, este ha sido un proceso de acomodo y disimulo para que todos los grupos salgan contentos de la campaña aunque cuando las soluciones imperiosas se pongan en posición, luego de elegir nuevo gobierno, se genere indignación en los electores y la sensación de traición y engaño en los costarricenses.

¿Claridad en la definición de prioridades de resolución? ¿Problemas más apremiantes y sus soluciones que se abordarán de inmediato? ¿Equipo de gobierno? Pareciera que esconden más de lo que definen. Parece que siguen la antigua tradición de decir a cada grupo lo que quiere escuchar. Pareciera que buscan no crear conflicto ni oposición a sus planteamientos antes de haber ganado, aunque ya en el poder hagan lo que tienen que hacer y el país se fracture de nuevo.

Más gasto público, no tocar las instituciones dónde han encontrado trabajo y privilegio las estructuras partidarias, más impuestos para pagar por todo ello y algunos parches, pareciera ser lo que va a suceder gane quien gane.

Falta un mes para le elección nacional. Todavía es tiempo de conocer lo que cada quien piensa y lo que cada quien cree sinceramente debe de hacerse para levantar el país. No es razonable escoger adivinando o suponiendo lo que el candidato este o aquel piensan o harán. Una elección debe de ser clara y transparente. Unos comicios deben de ser un mecanismo para escoger las mejores soluciones y los más capaces para alcanzar nuestro desarrollo.

NOTAS ANTERIORES


El Futuro de la Educación

Viernes 14 enero, 2022

Una de las áreas más afectadas ha sido la Educación en todos sus ámbitos, ya que desde inicios del año 2020 de la noche a la mañana casi sin tiempo ni planifica

Nuevo reglamento de renta, ¡Feliz regalo!

Martes 11 enero, 2022

El nuevo reglamento elimina el inciso con este contenido; evidenciando otro cambio en la sustancia y no solo en la forma de determinación de la obligación tribu






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.