Enviar
Wimbledon sin sorpresas


Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ni Rainer Schuettler, ni Marat Safin, a pesar de su partidazo, pudieron impedir que los dos grandes favoritos a instalarse en la final masculina de Wimbledon, cumplieran su objetivo.
El sembrado número dos en la llave, Rafael Nadal, sorteó ayer el último trámite despachando en tres sets (6-1, 7-6 (3) y 6-4) al alemán Rainer Schuettler, para quedar en lo que será su tercera final consecutiva en La Catedral, frente a frente en el duelo anticipado: el suizo Roger Federer lo espera el domingo.
Federer por su parte, se clasificó para su sexta final consecutiva de Wimbledon, tras vencer al ruso Marat Safin por 6-3, 7-6 (3) y 6-4 en un partido muy digno del ruso, que enseñó al público británico un arsenal de golpes suficientes para merecer llegar a la final… cuando no esté el suizo delante.
Nadal encadenó su vigesimotercera victoria consecutiva y su trigésimo triunfo en hierba de 37 encuentros disputados en esta superficie, pero está consciente de que su próxima misión, Federer, no es Schuettler.
“Tendré que jugar muy bien para tener ocasiones de ganar el domingo. Será un partido en que puede ocurrir de todo. El está jugando muy bien, pero yo también. Habrá que esperar”, dijo el ibérico.
En la otra semifinal y a pesar de que Safin jugó su mejor tenis en hierba desde que debutó en Londres en 1998, Federer no bajó la guardia en ningún momento y con un tenis casi perfecto se llevó el choque en una hora y 42 minutos de duración.
El suizo no mostró fisuras en su juego, lo cual es un aviso para Rafa Nadal y, ante todo, una lección para aquellos que dudaron de su actual poderío.
En la categoría femenina, las hermanas Williams volvieron a brillar con idéntica intensidad en un mismo Grande. La última vez que se enfrentaron en una final de un Grand Slam fue precisamente en Wimbledon. Desde entonces, no se puede decir que no hayan brillado. Venus ganó dos Wimbledon más y Serena otros dos Open de Australia, pero no habían vuelto a lucirse de forma conjunta.
En Londres, las dos tenistas vencieron en su parte del cuadro de una manera apabullante, no perdieron un solo set, de manera que como absolutas dominadoras de Wimbledon, en ellas empieza y acaba todo, el sábado en la final individual y el domingo en la final de dobles contra Lisa Raymond y Samantha Stosur.



Ver comentarios