Walter Centeno cumple los requisitos para dirigir a Saprissa
Enviar

Voracidad, liderazgo, y personalidad de campeón es lo que necesita el próximo técnico del Deportivo Saprissa tras darse a conocer la salida de Carlos Watson del banquillo morado por motivos de salud.

Tras un año sin ganar un título, los tibaseños, encabezados por su presidente Juan Carlos Rojas y el gerente deportivo, Evaristo Coronado, deben estar barajando sus opciones de nombres que podrían tomar la estafeta que dejó don Carlos.

Con este panorama tienen dos alternativas, mantener el estilo de Watson en la dirección técnica, con nombres como Javier Delgado, Johnny Chaves o Ronald González, o por el contrario, jugar sus cartas de una manera diferente y envalentonarse y traer a uno de sus máximos ídolos en la historia como lo es Walter Centeno, actual timonel de Grecia.

Pero, ¿qué le hace falta a “Paté” para merecer el puesto?

¿Experiencia?

Sí. Sin embargo, en equipos como Saprissa, el manejo del camerino y la actitud pueden tener una resonancia más grande.

¿Acaso no lo ganaron todo Josep Guardiola y Zinedine Zidane con el Barcelona y Real Madrid en sus primeras experiencias como técnicos?

Alajuelense fracasó con un estratega (Benito Floro) que obtuvo la Copa del Rey y Super Copa de España con el Real Madrid de España.

Está demostrado que en el fútbol el factor emocional juega gran parte del campeonato, lógicamente, acuerpado por un trabajo táctico que concluyen jugadores técnicos y con capacidades sobresalientes.

Con Grecia, Centeno se convirtió en el mejor benjamín de la última década, superando al Uruguay de Coronado de 2012.

Terminó el Apertura en la sexta posición, a cinco puntos del Pérez Zeledón, hoy finalista, e igualado con Alajuelense que terminó quinto pero con mejor gol promedio.

Al inicio del torneo prometió un estilo de juego, con mucho toque desde su zaga para hilvanar acciones hasta el marco rival. Y cumplió.

A algunos rivales los “bailó” y a otros no tanto; recibió goleadas que le enseñaron los pecados de querer jugar de más pero fueron más los aspectos positivos que negativos.

“Paté” demostró carácter, liderazgo y capacidad para manejar un camerino con figuras de peso, “colmilludos” como Elías Palma, Michael Barrantes, Johnny Woodly y Allan Alemán, entre otros.

Pero también tuvo la visión de sacar y darles rodaje a jóvenes figuras como Luis Hernández, quien dominó la banda izquierda durante todo el campeonato o el joven de 23 años, Keisher Fuller, que hizo lo mismo por la banca contraria.

Si con estos veteranos y novatos le dio color al Apertura, habría que ver de qué es capaz Walter Centeno con otros nombres como Mariano Torres, Marvin Angulo, Ulises Segura y Juan Bustos Golobio, todos profesando la misma doctrina de “Paté” en el terreno de juego cuando portó la “8”.

Walter Centeno tiene la escuela del Saprissa en su sangre, ganó nueve títulos nacionales como jugador y conoce la exigencia de la afición a la perfección.

“Paté algún día dirigirá Saprissa”, aseguró Juan Carlos Rojas, presidente tibaseño durante el torneo que está por terminar.

Será cuestión de tiempo para conocer el futuro del Monstruo en el Clausura 2018, que arrancará el 7 de enero.

 


Ver comentarios