VW, BMW, Ford construirán red de recarga para autos eléctricos​
El gigante automotor Volkswagen planea vender hasta tres millones de coches eléctricos por año para 2025, según Herbert Diess, el jefe de la marca. Bloomberg/La República
Enviar

Volkswagen, BMW y Ford Motor Co. planean establecer una red europea de recarga rápida de baterías para autos eléctricos, al tiempo que los fabricantes de automóviles buscan superar la resistencia de los clientes a este tipo de vehículos.

La alianza, que también incluirá a Daimler AG, empresa matriz de Mercedes-Benz, pretende establecer “miles” de estaciones de servicio en las carreteras europeas hacia 2020, anunciaron los fabricantes de automóviles ayer en un comunicado conjunto.

Con una meta inicial cercana a los 400 establecimientos, el grupo planea comenzar la puesta en funcionamiento el 2017, utilizando tecnologías que serán “significativamente más rápidas” que las instaladas en la actualidad.

“Una infraestructura de recarga confiable y ultrarrápida es esencial para la adopción masiva por parte de los consumidores y tiene el potencial de transformar las posibilidades de la conducción eléctrica”, dijo el máximo responsable ejecutivo de Ford, Mark Fields, en el comunicado.

La inédita y amplia cooperación revela la tensión en los fabricantes de automóviles a medida que invierten miles de millones de dólares para desarrollar vehículos impulsados a batería y así cumplir con las cada vez más rigurosas normativas medioambientales.

Los compradores, hasta ahora, han mostrado poco interés en los modelos debido a su limitada autonomía de conducción, el tiempo que se necesita para realizar la recarga y el alto precio de los vehículos.

BMW vendió apenas unas 24 mil unidades de su automóvil urbano eléctrico i3 el año pasado, entre los 2,2 millones de entregas totales de la empresa, mientras que la alianza automotriz Renault-Nissan solo ha entregado 350 mil vehículos eléctricos a los clientes desde el 2010, frente a la meta de 1,5 millones para fines de 2016.

A principios de este año, el gobierno alemán acordó un plan de financiamiento de $1.060 millones para impulsar las compras de autos eléctricos, con cerca de dos tercios de la cifra destinados para el desarrollo de estaciones de recarga en carreteras.

La red del fabricante de autos estadounidense Tesla Motors Inc., compuesta por 744 estaciones de recarga bajo la marca Supercharger, incluye locales en toda Europa.

La noticia se da en momentos en que Volkswagen, trata de salir de un escándalo mundial por manipular algunos de sus vehículos para burlar los controles ambientales en Estados Unidos.

De momento, las acciones de la compañía estuvieron lejos de ser impecables, pero la empresa dio en la tecla con un aspecto de su plan de recuperación.

En vez de apegarse a su imagen de fabricante de modelos diesel viejos y sucios, VW cambiará de estilo para ser la futura líder global en vehículos eléctricos y relucientes.

Por lo tanto, después de darle una palmadita de aprobación al gigante alemán por comprometerse audazmente a vender hasta tres millones de coches eléctricos por año para 2025 —hasta un cuarto del total—, cabe señalar una inconsistencia bastante grande.
Para mejorar sus pésimos márgenes de ganancia, reimpulsar el precio de sus acciones y financiar esa campaña de los autos eléctricos, la marca básica de VW planea aumentar más del doble su proporción de ventas de vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés) en los próximos años.


Herbert Diess, el jefe de la marca, dijo el martes que apunta a contar con 19 SUV en la línea de modelos en 2020, frente a sólo un par en la actualidad.
El ejecutivo no ve ninguna contradicción entre la estrategia de VW para los SUV y la iniciativa para los coches eléctricos. Y para ser justos, los SUV vienen en todas las formas y colores.
No todos son monstruos que consumen mucha gasolina y Diess también promete bajar las emisiones. Pero no se confunda, VW pretende vender muchos vehículos que no encajan en el molde ecológico, entre ellos el nuevo Atlas, un modelo de siete asientos y 5 metros de largo para Estados Unidos, donde las ventas de la empresa no levantan desde hace años.


Ver comentarios