David Gutierrez

Enviar
Martes 6 Agosto, 2013

¿Volverá el bipartidismo? No creo que llegue a los niveles de 1994, cuando 53 diputados eran del PLN o del PUSC


¿Volver al bipartidismo?

Hay varios indicadores de que en 2014 podría aumentar el caudal político de los partidos tradicionales, Liberación Nacional (PLN) y Unidad Socialcristiana (PUSC).
Todo señala que el bipartidismo vuelve a ser tema importante en la agenda política nacional, donde un primer indicador es la muy escasa participación de votantes en la reciente elección interna del Partido Acción Ciudadana, PAC.
A pesar de que cuatro precandidatos dieron pelea por lograr la candidatura presidencial votaron un poco más de 23 mil personas en una elección interna de padrón abierto, en la cual podían participar los poco más de 3 millones de costarricenses que tienen derecho al sufragio. Todavía más impresionante resulta el hecho de que el ganador del proceso, Luis Guillermo Solís, fuera electo con un poco más de 8 mil votos. Una cantidad ridícula al comparar los votantes que tuvo el PAC en las elecciones de 2010.
A manera de comparación, en el proceso de elección interna del PLN en 2009 participaron más de 517 mil votantes —recordemos que en esta ocasión no hubo primarias en ese partido— y en la reciente elección interna del PUSC participaron unos 145 mil.
Peor aún, en los demás partidos políticos que participan en esta contienda, sus candidatos son proclamados por reducidas asambleas “nacionales” o similares. De esta manera buscan la presidencia en 2014 los candidatos del Movimiento Libertario, con Otto Guevara en su quinta campaña; Frente Amplio con José María Villalta; Accesibilidad sin Exclusión con Oscar López, y Patria Nueva con el excandidato liberacionista José Miguel Corrales.
Además de esto, encuestas recientes reflejan dos puntos interesantes. Por un lado, hay un aumento en la simpatía política y en la intención de voto para el PLN y el PUSC en las elecciones de 2014; un mayor desencanto con el PAC y los otros partidos; y una creciente insatisfacción con la gestión de los diputados.
Por otro, hay un 44% de los ciudadanos que considera mejor el bipartidismo para resolver los problemas del país con respecto al multipartidismo que ha imperado desde la elección de 2002, y que en 2010 terminó eligiendo cinco fracciones grandes (PLN, PAC, PUSC, ML y PASE) y otros tres diputados unipersonales en la Asamblea Legislativa.
¿Volverá el bipartidismo? No creo que llegue a los niveles de 1994, cuando 53 diputados eran del PLN o del PUSC.
Sin embargo ha recibido un fuerte empujón, probablemente por la frustración de los ciudadanos con la ineficiente gestión política y legislativa. El multipartidismo ha demostrado ser, al menos con nuestro sistema presidencialista, muy dañino para la gobernabilidad del país.
El PAC tuvo una gran oportunidad, pero la malogró principalmente por su obstinación de ser el partido del “no”. Los otros partidos pequeños, al saber que no son ni serán relevantes políticamente, se concentran en destruir e irrespetar. Olvidan que la crítica alimenta la democracia, pero el irrespeto la destruye.
Lo cierto es que el panorama de cara a las elecciones entrantes es complejo y los costarricenses nos enfrentaremos a una papeleta con 14 candidatos presidenciales de los cuales, en el plano de la absoluta realidad, la gran mayoría tendrá pocas o nulas posibilidades de llegar a la Casa Presidencial o de llevar suficientes diputados a la Asamblea Legislativa.

David Gutiérrez
[email protected]