Logo La República

Miércoles, 27 de mayo de 2020



FORO DE LECTORES


Volver al futuro

Neil Camacho [email protected] | Miércoles 20 mayo, 2020

xx

Dadas las dimensiones del cambio que estamos viviendo, la mayoría de nosotros y las organizaciones que integramos, somos parte de una especie de súper producción al mejor estilo Netflix u otras plataformas de streaming que hay en el mercado.

Todos somos, simultáneamente, actores y espectadores. Además somos directores individuales y colectivos que estamos viviendo la transformación desde varios puntos de vista y dimensiones y nos la estamos pasando por el cuerpo, el alma y el espíritu.

Como si fuera poco, esta súper producción está en permanente desarrollo y hay capítulos diarios, incluso cada hora, dependiendo del país, la ciudad y otros detalles. Esos capítulos dependen de lo que cada uno de nosotros decide hacer o seguir. Además, el capítulo final, si llega a existir, tenemos certeza de no saber cuándo se presentará, ni cuál será su guión.

Algunos actores hacen énfasis para que los próximos capítulos se enfoquen en regresar, lo antes posible, al pasado, a la “normalidad”, o a lo que hacíamos, para de alguna manera, recuperar lo que se ha perdido parcial o totalmente.

Otras proponen aprovechar los aprendizajes y vivencias para que, al menos la mayor parte de los próximos capítulos, se enfoquen en volver al futuro, como en aquella película de 1985, dirigida por Robert Zemeckis. Es decir, en seguir creando un mundo nuevo, más próspero, más eco-sostenible, probablemente siempre imperfecto, pero definitivamente aprovechando lo mejor del pasado para volver al futuro.

¿Qué tal si como directores individuales, nos convertimos en un súper director colectivo que mira lo bueno y lo malo del pasado para volver al futuro de forma renovada?

Seguro que, si lo hacemos, otros que están en nuestro círculo de influencia se nos unirán.

Por estos día vemos muchos buenos ejemplos a emular, como el de los indígenas de Bribri, en Talamanca, que han obsequiado bananos, plátanos y yuca a las familias que no tienen cómo comprar alimentos; a tantas orquestas filarmónicas y sinfónicas alrededor del mundo, que por medios electrónicos se han organizado para crear obras de arte colectivas que han regalado a todos.

O copiemos lo bueno de los gobiernos, como el de Costa Rica, y organizaciones, como la OMS, que han propuesto que todo lo que se investigue y logre para combatir la pandemia, se comparta sin límite alrededor del planeta para beneficio de todos, sin comercializarlo.

Además seguir el camino de los miles de coaches, psicólogas, terapeutas y similares que han donado su tiempo y habilidad para acompañar a médicos, enfermeras y otros que en primera línea nos han defendido con amor y a aquella persona u organización que, aunque no ha sido mencionada aquí o en un medio de comunicación, vos sabés que está volviendo al futuro y mira al pasado sólo para aprender y hacer mejor.

Concretar ese súper director colectivo que mira al pasado sólo para volver al futuro es posible, porque los ejemplos anteriores lo demuestran.

¿Volvemos al futuro?

Neil Camacho

Coach, EMBA e Ing.

[email protected]







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.