Volaris domina mercado aéreo de bajo costo
“Nuestro principal objetivo es fortalecer el mercado regional, a partir de ahí impulsaremos otras rutas”, aseguró Fernando Naranjo, gerente general de Volaris Costa Rica. Gerson Vargas/La República
Enviar

Volaris está arrasando con el mercado aéreo de bajo costo, al punto que hoy se consolida como la única alternativa de este tipo de vuelos dentro de Centroamérica y a algunos lugares de Estados Unidos y México.

Esta compañía de capital azteca llegó a Costa Rica en marzo de 2016 con una estrategia agresiva, sin embargo, inició operaciones en noviembre cuando obtuvo su certificado de operador aéreo, para ofrecer la ruta San José-Ciudad de Guatemala, a menos de $60 solo ida, con impuestos incluidos.

La táctica fue tan exitosa que sus efectos ya se notan en los competidores, que se han visto forzados a cerrar algunas de sus rutas por baja ocupación.

Wingo, filial de Copa Holdings, ha sido una de las más afectadas: en enero canceló el vuelo San José-Guatemala, que ofrecía por menos de $100.

Recientemente, se anunció que a partir del 21 de octubre no continuará ofreciendo la ruta San José-Panamá.

Esta decisión se tomó debido a una disminución en el número de pasajeros por viaje.

“Nuestra bandera es el cumplimiento, la calidad y los precios bajos; por esta razón desde Wingo decidimos enfocarnos en rutas con mayor demanda para nuestro tipo de producto”, explicó Catalina Bretón, vocera de la compañía.



Sin embargo, Copa, su casa matriz, sí mantendrá las frecuencias diarias a ese destino, al igual que a la capital guatemalteca.

Otro de los afectados fue la compañía Vuelos Económicos Centroamericanos (VECA), que se vio obligada a cerrar sus operaciones a inicios de año; aunque nunca se confirmó, habría cancelado sus servicios por una crisis financiera interna.

VECA solo sobrevivió dos años en el mercado.

Por otra parte, las aerolíneas domésticas costarricenses no tienen la capacidad operativa para competir con las alternativas que ofrece el mercado.

Esta situación deja a Volaris Costa Rica como la única compañía de bajo costo que actualmente vuela a las capitales del istmo.

La empresa busca consolidar el mercado centroamericano pero planea su expansión con una nueva frecuencia a Tijuana, Los Ángeles, Nueva York, Perú y Colombia.

Recientemente, Estados Unidos otorgó los permisos a esta aerolínea para realizar vuelos a esa región.

Volaris no considera que se esté creando un monopolio, sino que las mismas situaciones de mercado y plan comercial los han llevado a este punto.

“En los próximos años habrá más competencia, van a aparecer nuevas líneas de bajo costo que agiten el mercado centroamericano; la competencia es muy buena porque al final el beneficiado va a ser el pasajero”, comentó Fernando Naranjo, gerente general de Volaris Costa Rica.

De hecho, la demanda por estos vuelos ha aumentado desde 2016: para ese año la ocupación era de 708 mil pasajeros, mientras que un año antes apenas fue de 432 mil, de acuerdo con datos de Guía Oficial de Aerolíneas en un informe realizado para el Instituto Costarricense de Turismo.

La cifra anterior representa un crecimiento del 64% en la cantidad de asientos disponibles.

Para finales de 2017 se espera que las operaciones de este tipo de vuelos representen el 20% del total anual.

Otras compañías de este tipo son Interjet, Alaska Airlines y Southwest, las cuales utilizan en ocasiones a Costa Rica como destino.

Las aerolíneas tradicionales que vuelan a algunos de esos destinos, aseguran que la tendencia “low-cost” no es perjudicial para el mercado, siempre y cuando estén en las mismas condiciones.

No obstante, y a pesar de que persiguen públicos distintos, estas compañías no apartan la mirada de sus competidores.

“El turista que vuela con una aerolínea de bajo costo generalmente busca ocio o aventuras, nosotros perseguimos un viajero corporativo y que no considera el precio como un factor preponderante al momento de elegir una aerolínea, aunque esto no quiere decir que no le demos seguimiento al otro nicho”, comentó Enrique Sandoval, gerente comercial de Aeroméxico.

Centroamérica es un mercado importante para las compañías de bajo costo y en general para las aerolíneas: al cierre de junio, salieron de Costa Rica poco más de 247 mil turistas con rumbo a esas naciones; mientras que aterrizaron unos 391 mil pasajeros en suelo nacional.

Nicaragua es el país que más aporta visitantes a Costa Rica, mientras que la mayoría de salidas desde nuestra nación tienen como destino Panamá.

“La tendencia de bajo costo vino a revolucionar el mercado de forma acelerada, por eso las aerolíneas consolidadas apostamos por el valor agregado para convencer a un usuario cada vez más exigente, los vuelos directos son una opción válida pero dependerá de las necesidades del mercado”, comentó Pablo Gomes, gerente comercial de Avianca.

Costa Rica tiene la capacidad de atender esta oleada de visitantes: recientemente las autoridades migratorias habilitaron un plan piloto con el cual se pretende agilizar el proceso de entrada y salida de visitantes al país, a través de un sistema digital único para cada usuario.

Aunado a esto, la Dirección de Aviación Civil en conjunto con los entes administradores de los aeropuertos Juan Santamaría y Daniel Oduber de Liberia, invierten en protocolos para garantizar la seguridad de las operaciones.

Las aerolíneas, por su parte, continuarán realizando estudios de mercado para determinar qué estrategias tomar o cuáles rutas son las que tienen mayor demanda, ya que reconocen que el perfil de los viajeros ha cambiado; por lo que retener y fidelizar clientes es cada vez más difícil.

 


Sobre el mercado de bajo costo


La tendencia de precio bajo o ultrabajo costo crece como la espuma en Costa Rica porque ofrece una serie de ventajas competitivas.

• Precio Con estas compañías es posible viajar a distintas capitales de Centroamérica por menos de $120 ida y vuelta, con impuestos incluidos

• Altas frecuencias Volar varias veces y con variedad de horarios a la semana hace más atractivo utilizar el servicio “low-cost”

• Viajes directos Una aerolínea de bajo precio no ofrece vuelos con escala, lo cual es beneficioso para el viajero porque llegará más rápido a su destino

• Alta tasa de ocupación Normalmente estos viajes poseen una tasa de ocupación superior al 90%, lo cual es rentable para las compañías que los ofertan

• Tráfico elevado Estos vuelos transportan la quinta parte de los turistas que llegan o salen de Costa Rica cada año

 

Ver comentarios