Logo La República

Sábado, 24 de octubre de 2020



NOTA DE TANO


¡Vive y requetevive; Cartago vive!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 25 septiembre, 2020

Hombre de azul

Ese 4-0 del Cartaginés al Saprissa en La Cueva, como resultado final del partido, creo que se lo imaginaban pocos: quizá Leonardo Vargas y Hernán Medford, presidente y técnico del club.

Cuando un equipo recibe dos goles en los primeros cinco minutos, se entra a competir a un partido “diferente”, pero para lograr ese par de tempranas anotaciones, se debe dar mérito al planteamiento táctico del Cartaginés.

Lea más: Saprissa y Cartaginés se topan dos veces

El 4-1-4-1 que analizamos en la Nota del miércoles, el estratega brumoso lo convirtió en un 4-1-3-2, metiendo cinco hombres en posiciones ofensivas, pero lo más relevante tácticamente, fue ponerle a Marcel Hernández un compañero en zona de ataque.

Medford sentó a Byron Bonilla y arrancó con Andy Reyes como socio del cubano y sentó también en la cintura a Allen Guevara, dando paso a un Diego Sánchez que se recostó a la derecha para cortar los circuitos que unen a Luis José Hernández con su delantera.

La sorpresiva presencia de Sánchez por el flanco derecho del ataque, le permitió al picaresco Jeykel Venegas jugar por el costado izquierdo y en ese sector tuvo sus grandes oportunidades de conquista.

Medford se apuntó a un binomio de ataque y la pareja de artilleros le respondió con dos anotaciones que muy temprano decidieron la ruta del partido.

Otra movida inteligente del “Pelícano” fue sentar a uno de los mejores jugadores del equipo, el lateral, José Sosa, para darle paso al limonense Ryan Bolaños, un defensa veloz, indicado para bloquear las florituras de Jimmy Marín.

Lea más: ¿Sufre Cartaginés dependencia de Marcel Hernández? ¡Medford explota!

Con el 2-0 a su favor y un rival sorprendido y descontrolado, al Cartaginés se le facilitó maniatarlo con una presión asfixiante. Hubo lapsos del juego en que el cuadro de la Vieja Metrópoli jugó al mejor estilo de uno de sus extécnicos, Juan Luis Hernández, con “parejitas” por toda la cancha.

Así, Mauricio Montero, Daniel Chacón, Christopher Núñez y Diego Sánchez, presionaron y bloquearon los talentos de Angulo, Torres, Marín y Colindres, jugándoles al centímetro.

Entonces, dentro de un escenario tan favorable para la visita, cayó el 3-0, obra de arte de Marcel Hernández, suficiente para sellar con clavos el féretro del Monstruo.

Goleada aparte, Cartaginés simplemente ganó un partido, tres puntos y Saprissa perdió el invicto y la oportunidad de asumir el liderazgo del grupo.

El domingo en el Fello Meza se ven las caras de nuevo y desde luego que este 4-0 le da al compromiso aires de morbo y revancha.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.