Enviar

Violencia en Fráncfort como no se veía desde hace décadas

201503192320260.i2.jpg
Unas 20 mil personas se manifestaron en las calles de Fráncfort contra las políticas de austeridad en Alemania y nuevas oficinas del Banco Central Europeo. AFP/La República
La Policía informó ayer que la violencia en la movilización contra la inauguración oficial de la nueva sede del Banco Central Europeo (BCE) no se había visto en Fráncfort desde hace décadas y que detuvo a 26 personas.
El presidente de la Policía en Fráncfort, Gerhard Bereswill, consideró que esta violencia “estaba preparada, organizada y dirigida” y que no fue espontánea, como aseguran los organizadores de la movilización, el grupo anticapitalista Blockupy.
La Policía cifra en 150 el número de agentes heridos, muchos de ellos con líquidos abrasivos.
Por parte de los manifestantes han resultado heridas unas 200 personas, según cifras de Blockupy.
Bereswill calificó a unos 4 mil de los manifestantes violentos de “delincuentes sin escrúpulos” y explicó que llegaron a quemar un coche de la Policía cuando todavía había un agente dentro, algo que nunca se había visto en Fráncfort.
Bereswill cifró en millones de euros los daños materiales causados por los disturbios violentos en los que se quemaron vehículos policiales, de los bomberos, de particulares, contenedores y un tren de tranvía que estaban parado y se dañaron con piedras edificios, una tienda de productos electrónicos y oficinas bancarias.
La Policía retuvo temporalmente a 525 personas de las que detuvo a 26 y añade que la actuación policial impidió que el grupo violento de manifestantes pudiera entrar en la sede central del BCE, que estaba rodeada de un alambrado y de un fuerte despliegue policial.
La Policía informó que llegaron unos mil radicales, muchos de ellos de otros países europeos, y que tomó en custodia de forma temporal a un grupo de unas 400 personas, en su mayoría de nacionalidad italiana.
Las fuerzas policiales dijeron que el pasado fin de semana llegaron a Fráncfort activistas de otras ciudades alemanas y europeas, que prepararon logísticamente la movilización violenta y recibieron apoyo de la Izquierda alemana (“Die Linke”).
El grupo anticapitalista Blockupy organizó una movilización contra las políticas de austeridad de la troika, el miércoles, el día de la inauguración oficial de la nueva sede del BCE, a la que acudieron militantes de toda Europa.
Blockupy contabilizó que más de 20 mil personas se manifestaron en las calles de Fráncfort contra las políticas de austeridad y del BCE, mientras la Policía dijo que fueron 17.000 personas.

Fráncfort/EFE
 

Ver comentarios