Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



ACCIÓN


Villa clasifica a España

Susana Ruiz [email protected] | Jueves 18 junio, 2009



Villa clasifica a España
Mientras, Sudáfrica e Irak mantienen opciones

Susana Ruiz y EFE
[email protected]

España accedió a semifinales de la Copa Confederaciones gracias a un testarazo de David Villa, que derrumbó el muro de una defensiva Irak, y dejó a la “roja” a las puertas de convertirse en la mejor de la historia, a un solo encuentro de igualar la racha de partidos invicta de Brasil.
En toda gran competición, una selección no mantiene nunca la misma regularidad. España tuvo su día tonto ante Irak. Lo que antes costaba una derrota humillante, lo solventó sin brillantez pero con un dominio aplastante. Sin un solo segundo de sufrimiento.
Pero los españoles debieron tener mucha paciencia, para celebrar, ya que el cerco defensivo impuesto por Irak le impidió anotar en la inicial y esperar hasta el complemento.
A los diez minutos de la segunda parte. Cuando las órdenes de Del Bosque surtían efecto y la movilidad de sus piezas comenzaba a hacer tambalearse al rival.
Cazorla dejó la banda para hacer daño entre líneas, en la banda izquierda hubo superioridad de Mata y Capdevila, y el primer centro medido del lateral lo convirtió Villa con un testarazo ajustado al palo, fue el 1-0, que al final de los 90 minutos les dio la clasificación a las semifinales del torneo.
Por su parte, el técnico español Vicente del Bosque se mostró satisfecho, “Estamos contentos por cumplir con el primer objetivo que teníamos al venir a la Copa Confederaciones, que era estar en semifinales. Lo hemos conseguido con dos partidos y nos permite administrar minutos con jugadores que están castigados. Estoy feliz”, dijo.
Mientras, en el otro partido del grupo A, el anfitrión Sudáfrica derrotó 2-0 a Nueva Zelanda, ya eliminada, y mantiene opciones para avanzar, pero deberá buscar su boleto ante la poderosa España.
En esta oportunidad los sudafricanos encontraron el camino al gol, aunque se quedaron escasos, con las ocasiones que crearon. El primer tanto local llegó al min. 23, en una jugada entre Parker y Tsepo Masilela rematada por Parker sin que Glen Moss pudiera despejar.
Y fue el mismo Parker, quien en el min. 52, aumentó la cuenta. Masilela envió el balón al área que el delantero alcanzó para batir a Moss.
Nueva Zelanda bajó definitivamente los brazos. Y Sudáfrica disfrutó de una fiesta. Se creció y solo el meta Moss impidió un daño mayor para su equipo.