Victoria con clase
Sociedad del gol. Jerry Palacios y Armando Alonso rompieron ayer las redes moradas aportando para la victoria de su equipo. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Victoria con clase

Jugando buen fútbol, Alajuelense hincó a un Saprissa light

Para un buen pleito se necesitan dos y para un buen juego, igual; y ayer Alajuelense llegó con muchas ganas de jugar bien, y se encontró con un

201302172302320.a66.jpg
Diego Calvo llevó por la calle del calvario a Eder Nelson y por su sector ingresaron dos de los tres goles rojinegros. www.imagenesencostarica.com/La República
Saprissa que repitiendo su pecado del pasado miércoles ante Cartago, regaló el primer tiempo.
Con un Cristian Oviedo como bujía, un Diego Calvo encendido por el ala izquierda y un Jerry Palacios junto a Álvaro Sánchez con trombón en mano, los rojinegros montaron la orquesta y Saprissa se prestó al baile; en solo cuatro minutos ya eso era evidente. Con jugada de pie a pie en la que participaron Oviedo, Meneses y Calvo, los rojinegros despedazaron la defensa derecha morada, dejaron a Eder Nelson pidiendo gravol para el mareo, y pusieron de cara al gol a Palacios, quien con su anotación entró con el pie derecho al clásico.
201302172302320.a666.jpg
Si es que Saprissa llegó dormido, era el momento de despertar, pero los morados solo se asomaron de bola muerta al marco rojinegro. La Liga paseaba el balón y Saprissa jugaba sin referente; Nelson sufría y Cordero no llegaba a apoyarlo; Golobio y Tejeda no sabían qué pasaba, Lagos esperaba sin esperanza en punta y Diego Estrada no encontraba la bola y se ahogaba entre sus marcadores.
La Liga siguió imponiendo el ritmo del partido; de Lemos salvaba el segundo con paradón a Armando Alonso, una jugada que montaron Palacios y Calvo, por la zona de pesadilla, la de Nelson, acabó en otro centro que esta vez cazó Sánchez anotando el segundo. Otra vez el vacío por la lateral y la mala cobertura por el centro.
Antes del final de la primera parte, Ronald González movió el banquillo e introdujo a Alexander Robinson por Nelson, y Deiver Vega por Estrada.
En los primeros 15 minutos de la complementaria Saprissa vivió sus mejores momentos. Volvió al partido con un gol de Cordero que se les fugó a Meneses y a Palma y parecía que metía en el juego a su equipo.
Ahora sí, el juego parecía un clásico; Pemberton tuvo más trabajo; Saprissa tenía más movilidad y Bustos Golobio parecía levantar la mano para empujar al equipo.
No obstante, Manuel Keosseian también movió sus piezas, introdujo a Allen Guevara y los alajuelenses retomaron el juego y en una acción al 71', el Cuzuco arrancó y centró desde la línea; De Lemos ni Sequeira llegan a la cobertura y Alonso se les adelanta, la clava y sentencia el partido.
Todo estaba definido y lo demás fueron roces y conatos de bronca, la expulsión de Bustos Golobio que reflejaba a un Saprissa dolido por el resultado, por la impotencia, por los olés en la gradería y porque sigue sin encontrar su espíritu de grandeza; mientras, la Liga parece, ahora sí, sonreírle al buen fútbol, de la mano de Manuel Keosseian.

Luis Rojas
[email protected]
 

Ver comentarios