Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Vía a San Ramón duplicará peaje

Danny Canales [email protected] | Jueves 26 mayo, 2011



Atraso en expropiaciones elevará tarifa de $1,30 a $2,50, por sentido, para vehículo liviano
Vía a San Ramón duplicará peaje
Mientras diputados sugieren congelar concesiones para afinar modelo, empresarios imploran por ampliación de camino
Justos pagarán por pecadores. El atraso del Gobierno en completar las expropiaciones de los terrenos que se necesitan para ampliar la carretera que lleva de la capital a San Ramón, les saldrá muy caro a los usuarios de este camino.
Serán los casi 95 mil conductores que circulan por esta ruta todos los días, quienes pagarán los platos rotos por los $262 millones en que se encareció este proyecto, como consecuencia del alza en los precios de construcción en los casi 80 meses que han pasado desde que se hizo el estudio financiero que sirvió para sacar la obra a concurso.
Para compensar la mayor inversión que deberá hacer Autopistas del Valle, empresa a cargo del proyecto, el Gobierno estima subir el peaje que pagarán los usuarios que circulen entre San José y San Ramón, anunció Edwin Rodríguez, jerarca del Consejo Nacional de Concesiones (CNC).
“En las carreteras por concesión, el sistema establecido para recuperar la inversión del concesionario es vía peaje o tarifa de uso”, aseguró el funcionario, mediante la oficina de prensa del CNC.
Estimaciones de Autopistas del Valle apuntan a que la tarifa, por sentido, para un vehículo liviano pasaría a $2,50 (¢1.270 al tipo de cambio actual) en caso de realizar todo el recorrido, casi el doble del costo original ofertado que era de $1,30 (¢660), en 2004.
La responsabilidad de que la ampliación de la carretera a San Ramón no haya iniciado hasta ahora es del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, ya que siete años después de que lanzó el concurso para mejorar las condiciones de esta vía, aún tiene pendiente la compra del 29% de los lotes que demanda el proyecto.
Hasta tanto no se complete la adquisición de todos los terrenos no será posible iniciar los trabajos pues los bancos que ofrecieron financiar la obra lo ponen como condición para girar los recursos.
Además los socios de Autopistas del Valle, que son los mismos que hicieron la carretera a Caldera, no quieren repetir la mala experiencia que padecieron con ese otro proyecto.
Hemos tenido mucha oposición a arrancar sin tener todas las condiciones (…); al día de hoy, a Caldera aún le falta un 2% de las expropiaciones, a pesar de que es un proyecto de hace 30 años (…) los financistas no confían en ese proceso, dijo Cristian Sandoval, director general de Autopistas del Valle.
Entre los terrenos más importantes que aún están pendientes de expropiar destacan los que se necesitan para realizar los intercambios de la vía General Cañas y del aeropuerto, así como algunos tramos del corredor principal.
El proyecto vial llevaría de dos a cuatro carriles por sentido en los tramos más transitados, así como la ampliación y reforzamiento de los puentes, la construcción de intersecciones, y una radial entre Río Segundo de Alajuela y Santa Ana.
Cuando se sacó la ampliación de la ruta a San Ramón a concurso su costo fue estimado en $260 millones. La última actualización de costos realizada por Autopistas del Valle valoró la obra en $522 millones.
“El ajuste de costos se hace de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, igualmente las condiciones financieras de cuando se presentó la oferta, a hoy han variado”, aseguró el jerarca de Concesiones.
Es decir, cuanto más demore el inicio de los trabajos más alta será la tarifa de peaje que pagarán los usuarios de la ruta a San Ramón.
La carretera a San Ramón es la segunda que se gestiona mediante concesión. Precisamente ante los problemas que ha enfrentado esta figura en sus 18 años de vigencia una comisión de diputados recomendó congelar todas las concesiones que hay pendientes, hasta que se fortalezca el modelo.
Pero los empresarios asentados a la margen de la vía a San Ramón más bien claman por que se resuelvan las trabas que impiden la ampliación del camino que lleva a San Ramón.
“Este es un proyecto que Costa Rica necesita desde hace muchos años”, comentó William Ernest Hernández, gerente general de Panduit de Costa Rica.
Sobre el aumento de la inversión que requiere la concesión, Ernest dijo desconocer los detalles pero opinó que “por solo el hecho de atrasarse esto (el inicio de la construcción) afecta los costos, pero no sé si en esta proporción ($262 millones)”.
Danny Canales
[email protected]