Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Ventas de casas nuevas crece en EE.UU.

| Jueves 26 marzo, 2009



Ventas de casas nuevas crece en EE.UU.


Washington -- Los pedidos de bienes duraderos y las ventas de casas nuevas aumentaron inesperadamente en febrero, mostraron ayer informes, en una señal de mejoras en dos de los dos mayores lastres de la economía de Estados Unidos.
El incremento de 3,4% registrado el mes pasado en los encargos de bienes de larga duración como maquinarias y computadoras fue el mayor avance en más de un año y el primero en siete meses, mostraron datos del Departamento de Comercio en Washington. Otro informe del Departamento de Comercio indicó que las ventas de casas nuevas treparon 4,7% de un ritmo mínimo récord en enero.
Las acciones subieron porque los datos --combinados con informes previos que mostraban mejoras en las ventas al por menor, la construcción residencial y las reventas de casas-- sugerían que la economía empieza a estabilizarse después de contraerse el trimestre pasado al ritmo más rápido desde 1982. La intensificación de los esfuerzos del Gobierno del presidente Barack Obama y de la Reserva Federal para mitigar la contracción del crédito puede ayudar a revivir el crecimiento más adelante en el año.
“Cuantos más datos económicos como este recibamos, mayor es el indicio de que está comenzando la estabilización de la economía”, dijo Jonathan Basile, economista de Credit Suisse Holdings USA en Nueva York.
El Índice Standard & Poor’s 500 subió 1% a 813,88 y ha trepado casi 11% en marzo, su mayor avance desde 1991. Los títulos del Tesoro cayeron.
Las ventas de viviendas repuntaron según el desplome de los precios y unas tasas hipotecarias más bajas atrajeron algunos compradores. El precio mediano de venta bajó 18% respecto de febrero de 2008, la mayor caída interanual desde que se empezó a llevar el registro en 1964, y el excedente de propiedades en el mercado menguó.
La demanda de hogares aún está limitada por la mayor tasa de desempleo en un cuarto de siglo y la contracción de la riqueza familiar, indicio que el sector residencial puede no repuntar velozmente aun cuando empiezan a surtir efecto las medidas para reducir el costo de los préstamos y la morosidad hipotecaria.
“Aún tenemos un montón de oferta que absorber antes de que las cosas vuelvan a la normalidad”, dijo Basile, quien había pronosticado que las ventas subirían.
Las ventas de viviendas nuevas aumentaron a un ritmo anual de 337 mil desde las 322 mil de enero, en comparación con el pronóstico mediano de una caída a 300 mil. Los economistas esperaban que los pedidos totales de bienes duraderos cayeran 2,5%, según la mediana de 69 previsiones en una encuesta de Bloomberg News.