Enviar

Ventajas de hacer stripping

Recientemente el Banco Central publicó su Estrategia de Emisión de Bonos 2012-2013. En él, anunció que a partir de este año todos los nuevos bonos con tasa fija se emitirán con un cupón del 10% y todas las nuevas series de bonos tasa real —que están indexados a las Unidades de Desarrollo— tendrán un cupón real del 4%. Esto con el fin de contribuir con la estandarización de los instrumentos y para facilitar su valoración.
En efecto, de esta forma todos los bonos podrán ser comparables en precio al eliminar el efecto de cupones de diferente valor. Esto facilita la valoración porque el flujo de todos los bonos va a ser idéntico. Los únicos factores que afectarán su valoración serán el plazo a vencimiento y la tasa de interés de mercado que se utiliza para descontarlos.
Esta disposición del Banco Central ofrece una alternativa adicional que puede generar más liquidez y variedad para los inversionistas. Al estandarizar el tamaño de todos los cupones, estos pueden ser separados, negociados y valorados independientemente del monto principal del bono. Esto es conocido como “stripping” y es una práctica común en muchos mercados financieros.
De esta forma, un bono de largo plazo puede ser descompuesto en pequeños bonos cero cupón a muchos plazos que son cotizados individualmente. Esto es ventajoso para muchos de los participantes del mercado financiero. Hasta ahora los Fondos de Pensiones tienen que comprar un bono completo, pese a que para sus necesidades es más apropiado concentrarse en los flujos de largo plazo. Para el Banco Central representa una posibilidad para emitir a plazos más largos y que sea el mismo mercado el que se encargue de distribuir los plazos entre los distintos participantes. Los inversionistas privados pueden escoger con más precisión los “strips” que se ajusten a sus objetivos. Una emisión será más valiosa porque se puede vender por partes. Como el carnicero… obtiene más valor de vender un lomo en cortes que entero.
Y los puestos de bolsa deberían estar encantados de encargarse de hacer estos cortes. Finalmente, un producto nuevo en el que pueden generar valor agregado. En realidad ya podrían estarlo haciendo sin necesidad de la estandarización anunciada. Ahora es aún más fácil. ¿Qué tan difícil puede ser ahora?, si esto era lo que solían hacer nuestros abuelos y padres cuando los bonos eran emitidos físicamente.
El Gobierno de la República no debería dudar en seguir la iniciativa del Banco Central. Significa una opción para también extender el plazo de sus vencimientos, pero siempre dando la opción a los inversionistas de invertir al plazo que les parezca conveniente. Además, como es el emisor más importante, puede darle un respiro al mercado financiero local.
Ver comentarios