Enviar
Un 33% bajaron las sanciones a las dos más graves violaciones
Velocidad y alcohol con menor castigo
Vehículos que funcionen con tecnologías limpias no pagarán el impuesto selectivo de consumo tras cambios a la Ley de Tránsito

La conducción temeraria y bajo efectos del alcohol, las dos violaciones más graves a la Ley de Tránsito, experimentarán una rebaja del 33% después de los cambios aprobados ayer.
Una vez que entren a regir las reformas —tentativamente en abril—, un infractor deberá desembolsar ¢196 mil, en vez de ¢293 mil.
Estas disminuciones fueron aprobadas por los diputados aduciendo que las que rigen hoy son desproporcionadas con la realidad.
Los diputados consensuaron eliminar además, los impuestos a las sillas para menores de edad y los cinturones de seguridad.
Otro cambio, es que los vehículos que funcionen con tecnologías limpias o híbridos no tengan que pagar el tributo selectivo de consumo.



Natasha Cambronero
[email protected]


Ver comentarios