Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



GLOBAL


Vacunas contra la meningitis de Glaxo aumentan ventas

Bloomberg | Jueves 01 septiembre, 2016

Jean-Pierre Garnier, CEO de Glaxo, habla en una presentación de la empresa en Nueva York.


Los brotes de meningitis B en Estados Unidos, junto con el frenesí desatado en las redes sociales tras la muerte de una bebé británica, ayudaron a impulsar las ventas de la vacuna de GlaxoSmithKline mucho más allá de las proyecciones iniciales.
El laboratorio británico venderá nueve veces más unidades de lo previsto por Novartis para 2016 de vacunas contra la meningitis B como Bexsero, dijo Thomas Breuer, director de medicina de la división de vacunas de Glaxo. La empresa adquirió la división en marzo de 2015 y los ingresos obtenidos con vacunas el año pasado quintuplicaron lo estimado por Novartis, dijo Breuer.
El año pasado, Glaxo negoció un precio con el Reino Unido que allanó el camino para el primer programa de inmunización de bebés del mundo que usa Bexsero. Se presentarán datos nuevos sobre la eficacia y la seguridad de aquel programa este mes en Manchester, Inglaterra.
Una infección de meningitis B puede tener efectos devastadores en niños y jóvenes adultos, entre ellos lesiones cerebrales y pérdida de miembros.
Ocurrieron siete brotes en universidades estadounidenses desde 2009, uno de ellos este año en la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey. En febrero, la muerte de una niña británica y las fotos de ella que se hicieron virales desataron la demanda pública de vacunaciones en el Reino Unido.
Las ventas de las vacunas contra la meningitis de Glaxo casi se duplicaron en el segundo trimestre en comparación al año anterior y llegaron a $186 millones. Si bien hoy parece ser un negocio dinámico, el escenario no era tan perfecto hace dos años, cuando Glaxo acordó intercambiar activos con Novartis.
Es difícil recopilar datos sobre la eficacia de la vacuna debido a la baja incidencia de la enfermedad, dijo Glaxo. Los datos que se presentarán en Manchester sobre el programa de inmunización del Reino Unido, el primero de su tipo, darán a las autoridades de salud pública de otros países “un primer indicio claro sobre lo bien que funcionó la vacuna”, dijo Breuer.