Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



NACIONALES


Usuarios chocan con nueva terminal de granos en Caldera

Ernesto Villalobos [email protected] | Jueves 09 septiembre, 2010



Importadores cuestionan diseño desfasado
Usuarios chocan con nueva terminal de granos en Caldera

Obras iniciarían en marzo de 2011, siempre que el concesionario y la administración actualicen modelo financiero

La concesión para construir una terminal especializada en la atención de granos en puerto Caldera, Puntarenas, ha despertado inquietudes entre quienes importan graneles por esa vía.
El desfase del diseño que se previó, y el fuerte aumento del costo de la obra, que podría traducirse en el alza del precio de los productos en las góndolas, son los principales elementos que les quitan la tranquilidad a los importadores.
Las características de la infraestructura que se promueve para Caldera es el principal tema que causa zozobra en el sector importador.
“Lo que nos parece fundamental es que se construya una verdadera solución a las necesidades de los usuarios”, comentó José Manuel Alvarado, presidente de Cámara de Importadores de Graneles (Canigra).
En cuanto al costo de la terminal, los datos que maneja actualmente la autoridad portuaria apuntan a un incremento de casi el doble, en relación con el precio ofertado en 1999, cuando inició el proceso.
Las autoridades deben tener en cuenta que al ajustar el costo de la obra, será el consumidor final el que terminará pagando lo alto o bajo de las tarifas portuarias, comentó Alvarado.
Los trabajos se han pospuesto, primero, por un recurso de amparo presentado en contra del proyecto y posteriormente por el reclamo del operador de un presunto desequilibrio financiero del proyecto.
Para tratar de llegar a un arreglo sobre el costo de la obra, las autoridades del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop) y de la Sociedad Portuaria Granelera de Caldera, a cargo de la obra, iniciaron un proceso de conciliación en marzo de 2010.
“Sentimos que estamos más cerca que nunca de allanar las diferencias en torno al modelo financiero que se empleará en la contratación. A pesar de ello, la resolución final depende de que se aclaren detalles para quienes usarán la terminal”, indicó Ricardo Ospina, representante del concesionario de Caldera.
El Incop también hace una valoración positiva de los avances de la negociación.
“Los señores de Canigra no están de acuerdo en que lo que en 1999 habría costado $22,5 millones, hoy valga $43 millones. Incluso han planteado una alternativa en medio de esas dos cifras, que ronda los $30 millones”, explicó Urías Ugalde, director ejecutivo de Incop.
La conciliación podría finalizar en setiembre.
De ser así, la construcción de la terminal de granos en el principal puerto del Pacífico iniciaría en marzo de 2011, una vez recibidos los refrendos de la Contraloría General de la República.

Ernesto Villalobos
[email protected]