Enviar

Se necesita crear lazos de inversión de capitales mixtos, capaces de establecer un flujo comercial que aproveche el potencial de la región como un todo

Urge solucionar problemas en aduanas

Aunque parezca extraño, décadas de reuniones, conversaciones y supuestas negociaciones no han logrado avances para que Centroamérica pueda funcionar bien como región.
Nada han significado las reuniones del Parlacen y no han hecho más que surgir roces y a veces heridas que parecieran volver a sangrar cada vez que se dan rondas de conversaciones para llegar a acuerdos que hagan fluidas y provechosas las relaciones entre las pequeñas naciones vecinas.
Este medio nos recordó ayer que las fronteras del istmo “asfixian a los exportadores”. Que esas líneas imaginarias que se han trazado para dividir a cada país de la estrecha cintura del centro de América, se convierten en problemáticos pasos en que los furgones, por ejemplo, deben esperar entre media y siete horas para pasar los puestos de control locales o nicaragüenses.
Los bloqueos que con frecuencia se suscitan en esos puestos en protesta por la burocracia aduanera, entre otros trámites engorrosos, aumentan el malestar provocado porque en muchas ocasiones los países varían unilateralmente las reglas del juego sin avisar oportunamente a los demás.
Estas y otras trabas en las que Costa Rica también incurre, dificultan las intenciones de expandirse de los exportadores nacionales. Esto, desde luego, afecta negativamente todo el crecimiento en el país.
En este sentido se sabe que los esfuerzos políticos siempre siguen a los empresariales. Es decir, que lo que ha faltado en Centroamérica es una mayor humildad para crear lazos de inversión de capitales mixtos, capaces de establecer realmente un flujo comercial que aproveche el potencial de la región como un todo. Si esa realidad se diera las administraciones se verían obligadas a solucionar los problemas y trabas fronterizas.
Las soluciones están al alcance. Adecuar aduanas al volumen de carga que atienden y extender sus horarios, adoptar el Código de la Unión Aduanera Centroamericana, homogeneizar documentos transfronterizos e innovar en los mecanismos para seguridad son algunas medidas que solo esperan la voluntad para ser una realidad.
Ver comentarios