Urge apertura de nuevo muelle en Caldera
Enviar

Espera acabaría en diciembre, pero necesita orden de inicio del gobierno

Urge apertura de nuevo muelle en Caldera

Empresa atenderá barcos graneleros y portacontenedores

Los granos importados tardarán menos tiempo en llegar a su mesa y los empresarios tendrán menos costos de operación, una vez que el muelle granelero en Puerto Caldera tenga la orden de inicio.
La estructura, de 180 metros de largo y 13 metros de profundidad, permitirá el desembarco de buques de mayor tamaño. No solo estará en capacidad de atender barcos cargados de granos, sino también embarcaciones que traigan contenedores, carga general y vehículos.
El muelle está prácticamente listo, y únicamente están pendientes algunas labores menores de limpieza y remoción de algunos postes, lo cual se concretará esta semana para entregárselo al Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).
Con el nuevo muelle, Puerto Caldera prácticamente duplicará su capacidad, pues solo el puesto uno, con 11 metros de profundidad, está en capacidad de recibir grandes barcos. Actualmente, cuando un granelero atraca en el puerto, las demás embarcaciones deben esperar en bahía de dos a tres días.
Con la obra adicional, podrán atenderse dos naves de gran tamaño, al mismo tiempo con lo que se reduce el tiempo de espera. “Dicho muelle tiene capacidad para atracar un barco de hasta 210 metros de largo”, explicó Ricardo Ospina, gerente general de la Sociedad Portuaria Caldera.
Cada día en bahía cuesta entre $15 mil y $20 mil diarios.
Además de la inversión del muelle, cuyo costo ascendió a $35 millones, hay inversiones adicionales de casi $14 millones en una nueva grúa con capacidad para movilizar hasta 22 contenedores por hora, y equipo portuario.
Quedará ahora en manos del gobierno dar la orden de inicio, para lo cual todavía no hay una fecha clara. Sin embargo, Puerto Caldera está en capacidad de iniciar operaciones en diciembre, aseguró Ospina.
En el Incop alegan que el banderazo de salida podría darse a partir de enero.
Los comerciantes, especialmente los importadores, consideran urgente esta obra, pues daría mucha agilidad a los productos que vienen del Pacífico. La gran mayoría de los barcos graneleros llegan a ese puerto, lo mismo que una importante cantidad de vehículos, y demás productos provenientes de países asiáticos.
Un puerto en mejores condiciones ayudará también a los empresarios que buscan consolidar las relaciones comerciales con China, país con el que existe un tratado de libre comercio.
La construcción de un muelle granelero ha sido un obstáculo prácticamente infranqueable desde 2006, cuando se inició la concesión. Un recurso de amparo impidió iniciar las obras en 2009 y tras varios intentos infructuosos, se logró arrancar en 2012.
Estos ocho años de atraso provocaron pérdidas que sobrepasarían los $100 millones, debido a que el puerto no tenía la capacidad suficiente para atender la demanda de barcos.
A pesar de esto, Caldera aumentó su productividad y en 2013 movilizó 194 mil TEUS, que es el equivalente a contenedores de 20 pies de alto, y tiene capacidad para descargar 20 mil toneladas de granos al día.

201411232246340.n2.jpg

 

 

Rodrigo Díaz
[email protected]

Ver comentarios