Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Urge publicitar los indicadores energéticos

| Miércoles 08 abril, 2009


Urge publicitar los indicadores energéticos

Todos los días leemos en alguno de los medios de información escritos o televisivos, cual es el precio internacional del barril de petróleo crudo, y de su tendencia hacia el alza o hacia la baja. Sin embargo, nunca se nos informa cual es el precio internacional de la gasolina o del diesel, mucho menos a cuanto llegó nuestra demanda máxima diaria de potencia eléctrica. Ultimamente hemos leído reportajes y quejas en torno al alza de la gasolina, precisamente cuando el petróleo baja de precio. Y cuando menos nos damos cuenta, estamos de nuevo inmersos, como el año anterior, en una fuerte espiral de alzas tarifarias en gasolina y electricidad, ante las cuales ya no podemos hacer mucho, y menos prepararnos para desacelerar nuestro consumo o cambiar nuestra rutina de transporte.
¿A quién podemos culpar de las alzas en los productos y servicios energéticos? En lo referente a los hidrocarburos, muchos le echan la culpa a la ARESEP, otros a RECOPE, pero la gran mayoría olvidamos que el 66 % del precio que pagamos por dichos productos termina en las arcas estatales, y el otro 33% en los bancos venezolanos. ARESEP simplemente ratifica de oficio y mensualmente, el precio promedio internacional que supuestamente pagó RECOPE por su adquisición de los refinados, de acuerdo a los cierres diarios de negociación en la bolsa del NYMEX (New York Mercantile Exchange), más los impuestos que por ley estamos obligados a pagar, y los márgenes de distribución y comercialización tanto de RECOPE como de los expendedores del combustible. Ningún medio se ha tomado la molestia de publicar a diario, el precio de la gasolina o del diesel que se negocia en el NYMEX bajo los identificativos de RBOB y HO, los cuales no siempre coinciden en máximos o tendencias con los precios del petróleo crudo (CL) o con el Brent (BZ). Y es lógico que así sea, por cuanto, el crudo debe ser primero transportado miles de kilómetros hasta su refinación, en un lapso de tiempo mas o menos definido de dos a cuatro semanas, para ser convertido en un carburante listo para su distribución, con un precio superior al que se pagó semanas antes por el crudo.
¿Y en torno al alza en las tarifas eléctricas? En esta materia todos coincidimos en que el culpable es el ICE por cuanto ha descuidado su obligación legal de suplir la demanda nacional a tiempo y al menor costo, y por haber rechazado durante muchos años, la pequeña pero valiosa contribución energética de los productores privados. Se nos olvida también que el estado no ha cumplido con su labor rectora en política energética, promoviendo las leyes que sean necesarias para estimular la producción eléctrica por encima de la demanda, estabilizando con ello las tarifas eléctricas. Tal vez si el ICE se dignase a publicar a diario los valores de la potencia eléctrica demandada y de la capacidad disponible, todos contribuiríamos, con ese conocimiento previo, a evitar la posibilidad de una máxima demanda en condiciones críticas de generación, y por lo tanto, de apagones y racionamientos durante este verano. La publicidad diaria de un dato público, por una empresa pública y en una prensa libre y responsable, no le hace mal a nadie. Más bien nos ayudaría a ser más cautelosos y responsables con nuestro consumo energético.


Ricardo Trujillo Molina
Master en ingeniería eléctrica
Céd.8-0077-0211