Enviar
Una pareja, la otra no tanto
En muertes súbitas no hay favoritos, pero la Liga es más que Puntarenas

El factor casa, el clima, la gramilla sintética, la afición y unas cuantas cosas más son factores a los que se aferran los equipos para afrontar la segunda ronda del torneo nacional.
Estas muertes súbitas, en las que cualquier cosa puede pasar, medirán la regularidad de Alajuelense contra el subcampeón Puntarenas, y a Herediano y Santos, igualados en todo.
El ganador de la serie entre manudos y porteños se medirá a San Carlos en semifinales, y el vencedor de florenses y guapileños a Saprissa.


La Liga es favorita

Si por los números logrados en la fase de clasificación se definiera el equipo que llega a las semifinales, Puntarenas ni siquiera debería medirse a Alajuelense, que resultó doblemente superior.
Los chuchequeros, pese a ser los actuales subcampeones, tuvieron un desempeño desteñido y se favorecieron de estar en el grupo de los “malos” para clasificar.
En tanto la Liga sí se mostró mejor al punto de con sus 34 unidades, duplica las que alcanzaron los chuchequeros (17). Los manudos ganaron cuatro veces más que los porteños y solo en goles marcados estuvieron un poco parejos (19 y 14).
Para Ronald Mora, actual entrenador de Limón FC, esta serie la gana Alajuelense, sobre todo si en el juego de mañana se trae un buen resultado del estadio Lito Pérez.
“Un empate o perder por un gol le sirve a la Liga, que tiene un equipo muy dinámico, con gente rápida, sumado a que sus jugadores pasan por un buen momento, como Kevin Sancho, Cristian Oviedo, Pablo Gabas y Jean Carlos Solórzano, quien está anotando”, explicó Mora Padilla.
El técnico no les quita opciones a los porteños, pero siente que haber perdido a Darío Delgado, Porfirio López y ahora a José Macotelo es mucho para el equipo. “Puntarenas debería golear si quiere hacer algo”.
Para Puntarenas entrar de último no representa ninguna desventaja, ya que el torneo anterior llegó igual y dejó en el camino a Cartaginés y Herediano, antes de caer en la final frente a Brujas.
El primer juego de esta serie será mañana a las 8 p.m. en el estadio Lito Pérez y el segundo, el domingo a las 5 p.m. en Alajuela.


Parejísima

Herediano-Santos. Esta sí está pareja, como parejo fue el desempeño de ambos clubes a lo largo del torneo, donde fueron equipos muy irregulares.
Si estuviesen en el mismo grupo, un solo gol marcaría la diferencia, ya que a lo largo de las 16 fechas ambos sumaron 20 puntos, pero los santistas cerraron con -1 y los florenses con -2.
En victorias casi empatan, Santos ganó seis veces y Herediano cinco, pero a la hora de abombar la red rival, fueron más efectivos los heredianos, que sumaron 22 goles contra los 19 de los caribeños.
“Esta serie sí que está muy pareja, aquí no hay favoritos, talvez le ayude a Santos el hecho de jugar en su casa primero y cerrar en Cartago, donde no hay locales”, comentó Ronald Mora.
Hay que dejar claro que Herediano sigue de nómada, ya que aún no se ha colocado la gramilla sintética en el estadio Rosabal Cordero, esto lo hace buscar casa cada juego.
Tras haber estado en Alajuela, donde no les fue muy bien, pasaron a Cartago (le ganaron a Brujas) y allí cerrarán la serie el domingo a las 11 a.m. Talvez, si clasifican, puedan volver a su cancha. “Jugar en Cartago más bien le da ventaja a Santos”.
Para Mora, Santos tiene una pieza como Eneas Da Conceicao, quien es determinante, lo mismo que el buen momento y aporte goleador de Johan Venegas.
“Herediano ha cerrado muy bien y se debe valorar que también tiene a Jonathan Mc Donald anotando. La balaza se puede definir en el primer juego, una ventaja de dos goles puede ser determinante”, cerró Mora.
Mañana abrirán la serie a las 7 p.m. en el estadio Ebal Rodríguez y cerrarán el domingo en el Fello Meza.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios