Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Una información útil, pero sin aplicación

Natalia Díaz [email protected] | Jueves 14 junio, 2018


Una información útil, pero sin aplicación

Los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud, conocidos como EBAIS, vinieron a revolucionar nuestro esquema de seguridad social y su modelo de atención.

Han sido muy exitosos tanto en la salud preventiva como en la asistencial. El control de las enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión, entre otras, es función primordial en estos equipos.

Las visitas periódicas que ellos realizan a los domicilios de los asegurados y la población general, al menos una vez al año, cumplen funciones sanitarias. Pero también realizan análisis del entorno ambiental y de las condiciones de las viviendas, hechos por los ATAP, “técnicos de atención primaria”, que son parte de los EBAIS.

Estos datos se guardan y archivan en la sede física de los mismos y no se utiliza como fuente de información real para los estudios de “condición de pobreza o indigencia” por quienes se encargan de los programas sociales del gobierno.

Cada una de las viviendas que se visitan tiene su expediente. En ese documento hay un análisis pormenorizado de los ingresos familiares; el estado de la casa; sin tienen acceso o no a luz eléctrica y agua potable; la disposición de excretas y aguas residuales; existencia de electrodomésticos básicos, entre otros, lo cual permite diagnosticar el nivel socioeconómico del núcleo familiar.

Sabemos que el IMAS y otros programas de lucha contra la pobreza utilizan otros sistemas centralizados de información, donde se encuentra el censo de la población meta beneficiaria de estas ayudas.

Sin embargo, el eterno problema del clientelismo político, y la poca confiabilidad de esos censos, hace que muchos subsidios lleguen a quienes en realidad no los necesitan; y se descuide a los que en realidad sí requieren la asistencia social.

Considero que mediante un Convenio entre la CCSS, el IMAS y otras instituciones de bien social, podría tenerse una información más fidedigna y menos politizada, para canalizar las ayudas con criterio técnico de mayor confiabilidad a quienes verdaderamente necesitan las ayudas del Estado, y poder así reducir los índices de pobreza que se encuentran estancados desde hace muchos años.



NOTAS ANTERIORES


¿Yo te creo?

Miércoles 19 diciembre, 2018

El Código Penal Costarricense, diferencia claramente la violación del abuso sexual, pues la prime...