Nuria Marín

Enviar
Lunes 27 Junio, 2011


Creciendo [email protected]
Un puente de oportunidades


Por razones históricas, políticas y económicas hemos mantenido estrechas relaciones con una mayoría de países que conforman el bloque de mayor y más profunda integración en la actualidad como lo es la Unión Europea (UE).
La Unión Europea es además, como bloque, el segundo socio comercial más importante de Costa Rica y de la región centroamericana siendo además el cooperante más importante para la región.
Gracias a esta relación histórica, de amistad y de cooperación un importante grupo de nuestros bienes de exportación mantuvo mediante una concesión unilateral de la UE (Sistema General de Preferencias, SGP), un acceso privilegiado por muchísimos años.
Gracias a un giro en dos vías, la primera de parte de la Unión Europea en un interés por reforzar sus lazos con América Latina a partir de la década de los años 80, y de un lento pero paulatino proceso de apertura, de integración y de búsqueda de diversificación de los mercados de los países centroamericanos y de Panamá se dan las condiciones para iniciar negociaciones de vanguardia en la búsqueda de concretar entre las regiones un Acuerdo de Asociación.
Se trata de un hito histórico para la UE al ser el primer Acuerdo de Asociación región-región. Para Centroamérica, la oportunidad no solo de garantizarse el acceso, incluso en mejores condiciones (SGP plus), a un mercado de 500 millones de personas, sino también el ser partícipe de un acuerdo de cuarta generación.
Además del comercio, el acuerdo incorpora dos pilares adicionales, el diálogo político y la cooperación. Ambos claves para la región pues atañen a grandes desafíos actuales como la necesidad del fortalecimiento democrático, la defensa de los derechos humanos, la incorporación de la sociedad civil y la buena gobernanza.
El diálogo y la cooperación tocan y nos acompañan en temas igualmente relevantes como el cómo hacerle frente y fortalecer la institucionalidad del estado de derecho para enfrentar los crecientes niveles de violencia que nos convierten como región en líderes en el mundo en muertes por homicidios.
Fue en mayo de 2010, en el marco de la Cumbre Iberoamericana en Madrid cuando se concluyó con la negociación del Acuerdo luego de un proceso de tres años. Para su ratificación se requiere cumplir con una serie de etapas que van desde la traducción a 23 idiomas, hasta la firma y aprobaciones parlamentarias.
En vista de los grandes desafíos y del puente de oportunidades comerciales, políticas y de cohesión social que se le abren a la región, se hace necesario convencer a las diversas instancias euro comunitarias y regionales para avanzar en el menor tiempo posible hacia la firma del Acuerdo a más tardar a finales de este año.
Estamos seguros de que la visita a Costa Rica del Comisario de Comercio de la Unión Europea, señor Karel de Gucht la semana pasada, ¡es una buena señal de que avanzamos en la vía correcta!

Nuria Marín