Enviar
Un paraíso más allá de una imagen
Si su idea de Colombia está condicionada a lo que ve en las noticias, cambie el canal, este país vislumbra por su historia, naturaleza e infraestructura

Natasha Cambronero
[email protected]

Colombia- Al pronunciar el nombre Colombia, a muchos lo primero lo que les viene a la mente son los carteles de droga o las guerrillas que han ocupado reiteradamente las páginas de medios de comunicación.
Sin embargo, detrás de esta fotografía de la realidad, existe todo un álbum que se contrapone.
Entre esas imágenes sobresale una de Bogotá que deslumbra a sus visitantes con su historia y su infraestructura, desde el imponente Cerro Monserrate que se eleva 3.152 metros sobre el nivel del mar, hasta el recorrido por la Catedral de Sal.
En la cima del Monserrate, los majestuosos edificios son como hormigas, mientras que en la Catedral de Zipaguirá, los largos túneles le dan vida a lo que fue la peregrinación de Jesucristo y su crucifixión hasta llegar a las tres grandes naves que forman el templo.
En la moderna capital, un pequeño pueblo llamado la Candelaria recuerda el incipiente nacimiento de lo que hoy es el centro de negocios y la ciudad más importante de este país sudamericano.
Pequeños callejones de adoquines combinan a la perfección con casas y comercios de las mismas dimensiones que se fueron construyendo desde la fundación del poblado en 1538, sin perder el encanto de esa época.
No muy lejos, tres museos muestran parte de la historia y la cultura colombianas. La colección de oro, la de jade y el del famoso artista Fernando Botero, quien goza de popularidad en todo el mundo gracias a la particularidad de que en todas sus obras agranda los volúmenes de sus protagonistas.
P
ero Colombia también ofrece mucho más.
Al extremo sur, colindando con Brasil, se ubica el poblado de Leticia, a donde solo se puede llegar de forma aérea o marítima, pues no existe comunicación por carretera.
Cientos de kilómetros de selva envuelven la pequeña ciudad. En sus entrañas se pueden respirar la cultura de sus indígenas y las maravillas de la naturaleza.
Aquí se puede vivir la adrenalina al máximo, desde escalar árboles de más de 30 metros, realizar canopy, navegar por el río Amazonas y buscar caimanes bajo la luz de las estrellas…
Además, brinda la posibilidad no solo de estar en la selva, sino también en la peruana, donde luego de una larga caminata el paisaje reconforta cualquier signo de cansancio.
Estos destinos son solo una pequeña parte de un álbum fotográfico de muchas páginas, que muestran otra realidad de un país cercano y lleno de encantos.



A Sudamérica con Copa

Copa Airlines le da la posibilidad de viajar desde Costa Rica a Bogotá y Leticia, y a las demás ciudades de este país gracias a su alianza con AeroRepública. Para más información visite la página www.copaair.com
Además, PROEXPORT Colombia desde su oficina en San José también le brinda opciones para conocer este país y nuevos destinos.
Ver comentarios