Un comienzo soñado
Lewis Hamilton avanza a paso firme hacia su segundo título mundial. Wang Zhao-AFP/La República
Enviar

Un comienzo soñado

“Soy más feliz que nunca”, afirmó Hamilton tras sus tres victorias al hilo

El piloto británico Lewis Hamilton, ganador de las tres últimas carreras del Mundial de Fórmula Uno, aseguró que es “más feliz que nunca”, tras situarse a cuatro puntos de su compañero en Mercedes, el alemán Nico Rosberg, en el campeonato.
“Me encuentro en el estado más feliz que recuerdo. (En China). Fue un increíble fin de semana. Una gran calificación, no esperaba que fuera como sucedió. En la carrera, salir bien, escaparme y controlarla todo el tiempo fue una sensación increíble”, dijo.
Hamilton se siente “capaz de extraer lo mejor de los ingenieros, creo que hicimos un buen trabajo en la puesta a punto” y en el ámbito personal también se siente a gusto, más estable.
“Es una combinación de cosas: mi vida personal, la familia, la novia, donde vivo, todo, y tener la gente adecuada en cada sitio, estar en el equipo correcto. Además este año he sido capaz de pilotar sin otras preocupaciones. Y, por supuesto, tengo un gran coche y un magnífico grupo de gente para trabajar”, comentó el británico.
Por su parte, el expiloto austriaco Niki Lauda, director no ejecutivo de Mercedes, frenó la euforia en la escudería alemana, al advertir que “todo va bien, pero faltan muchas carreras”, y señaló que la próxima carrera, el GP de España en Barcelona, será clave.
Mercedes ha ganado las cuatro carreras que van de campeonato, la primera por medio de Nico y las tres últimas con Hamilton.
“Todo va bien, pero cuidado, quedan muchas carreras. Los Red Bull son famosos por sus regresos y tienen a Adrian Newey. En China no estuvo, así que me temo que prepara algo nuevo a Barcelona”, mencionó Lauda en alusión al director técnico de Red Bull.
Lauda es consciente de que “las cosas pueden complicarse en cualquier sentido”, pero celebró el comienzo de Mercedes en el Mundial: “al menos no ha sido un mal arranque para nosotros”, agregó en Shanghái.
Para el excampeón mundial austriaco, el GP de España, que se disputará el 11 de mayo en Barcelona, será una prueba para calibrar si Mercedes puede conquistar el título.
“Mi máxima preocupación es que sigamos trabajando. No podemos darnos un respiro y decir que somos los mejores. Eso no va a ocurrir. Lo más importante son las tres próximas semanas, porque todos van a salir con novedades”, comentó.
“Si estás en la cima en Barcelona, todo será un poco más fácil”, indicó el excampeón mundial.

Madrid/EFE

Ver comentarios