Un “posteo” en Facebook convirtió su afición en emprendimiento
Enviar

Madera Dulce es el nombre de un emprendimiento que surgió después de que Marco Murillo Sánchez quedó desempleado en 2017. Sin saberlo, lo que era un entretenimiento, se convirtió en la oportunidad para crear su propio negocio, solo bastó la publicación de un artículo en Facebook.

"Hice un ‘posteo’ en Facebook y fue una locura, ese mismo día casi tenía 800 mensajes en mi bandeja de entrada. Así empecé a recibir pedidos", comentó Murillo.

Una crisis en la compañía de transporte de valores para la que trabajaba culminó en desempleo para Murillo, quien siempre se desempeñó en el área de administración de negocios, y durante casi ocho años laboró para empresas en el sector seguridad, en puestos administrativos y de gerencia.

"Inicialmente estudié medicina en la universidad, me faltó poco para finalizar la carrera, por temas económicos no la concluí. Luego me relacioné con varios trabajos en el área de seguridad, por casi ocho años. Cuando me despidieron comencé a buscar trabajo en lo mismo o en algo similar, y no apareció nada", agregó.

En tanto, su destino como emprendedor comenzó a trazarse poco a poco, aunque nunca fuese parte de su visión futura. Al estar desocupado empezó a hacer trabajos informales en madera para familiares, como forma de obtener recursos económicos extras, hasta que decidió hacer la publicación en Facebook con fotografías de sus trabajos.

La demanda fue tal, que debió utilizar parte de la liquidación de su antiguo trabajo, para invertir y comprar herramientas y materiales, que le permitieran continuar con la producción de todo tipo de artículos, como espejos joyeros, cajas para regalos o para transportar bebidas, tablas de demostración de productos y cualquier idea personalizada que solicite el cliente. Ya ha recibido pedidos tanto de la Gran Área Metropolitana como de zonas más alejadas en Orotina, Santa Cruz o Pérez Zeledón.

Durante el proceso, "mi esposa recomendó empezar a trabajar de una forma más seria con el proyecto. Incluso me llamaron de dos trabajos, hice la pausa y me tomé el tiempo para meditar, así fue como decidí entrar de lleno", explicó el creador de Madera Dulce.

Según el emprendedor, el nombre para el proyecto surgió por su gusto por la fotografía, relacionado con el punto dulce, es decir el punto ideal que permite obtener los mejores resultados fotográficos.

Murillo planea formalizar su empresa y registrarla como marca y compañía; además, se encuentra analizando el comportamiento y el crecimiento de la demanda de sus productos para considerar una ampliación de su taller y la posible contratación de un asistente.

Sobre la empresa

  • Nombre: Madera Dulce
  • Producto o servicio: Confección de artículos y muebles personalizados de madera
  • Propietario: Marco Murillo Sánchez
  • Contacto 8587-6192 


Ver comentarios