Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



BUEN COMER


Un placentero viaje a los sabores de la India

Melvin Molina [email protected] | Viernes 21 octubre, 2016

Kapil Gulati, socio de los restaurantes, explicó que la oferta de Taj Mahal mantendrá los platillos más populares de sus años anteriores. Esteban Monge/La República


En cada platillo del restaurante Taj Mahal se experimenta un viaje por los rincones de la India. Sus sabores estimulan el paladar de formas insospechadas, pero ante todo generan un deseo de seguir descubriendo sus propuestas gastronómicas.

Lleva 14 años en Escazú y recientemente pasó a ser propiedad de los inversionistas indios propietarios de los restaurantes Naans & Curries (Lindora y Curridabat).

Kapil Gulati, socio de los restaurantes, explicó que la oferta de Taj Mahal mantendrá los platillos más populares de sus años anteriores. A estos se suman nuevas propuestas que seleccionaron de diferentes puntos cardinales de la India.

“Vamos a emplear la experiencia de nuestros chefs en Naans & Curries, pero aquí queremos ofrecer nuevas opciones. Este restaurante se diferencia de nuestros otros dos en que mantiene un ambiente tradicional, con mística en una linda locación que incluye jardines y salones para fiestas”, detalló Gulati.

El cordero paalak saag es una de las novedades que incorporó el restaurante. Trozos de carne de cordero sin huesos, cocido a fuego lento en una salsa a base de espinacas, ajo hierbas aromáticas y especias.

La carne tiene una suave textura, se mantiene jugosa y con cada bocado se experimentan todos esos sabores propios de la comida de la India. Hay dos complementos que deben estar al lado de tan distinguido platillo: el arroz basmati y el naan con ajo (un pan plano) que se hornea al momento en los hornos tandoori (originarios de Asia) que hay en el lugar.

“Para lograr el sabor de este plato condimentamos la carne con cardamomo, jengibre, el ajo, el anís y se dejan marinando toda la noche. Luego se cocina con la espinaca para lograr una combinación maravillosa con propiedades saludables, llena de sabores pero no picante”, explicó el socio de Taj Mahal.

Si se busca algo más ligero, la entrada de sopa de pollo con almendra y azafrán es una buena alternativa. Es un platillo de la zona norte de aquel país.

Igualmente tentador resultará el pollo Madrasi, receta del sur de la India. Trozos crujientes de esta carne sazonada con jengibre, ajo y una mezcla de curri, yogur, culantro y tomate.

Adicionalmente introdujeron un nuevo menú de postres, para terminar de crear una experiencia inolvidable.


Detalles


Restaurante Taj Mahal
Dirección Escazú, un kilómetro al oeste del centro comercial Paco, calle vieja a Santa Ana
Horario Todos los días de 12 m.d. a 10 p.m.
Teléfono 2228-0980 y 2228-3013