Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



ACCIÓN


Un León en pedazos

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 16 septiembre, 2019

andres carevic en cancha dirigiendo
Andrés Carevic, técnico del León, ha manejado de forma excelente los egos de su nómina. LDA/La República


Cuando se afirma que las cosas se cayeron a pedazos, es un concepto negativo; cuando se juntan o se unen pedazos de ladrillos, telas y pinturas, y se construyen obras maestras en arquitectura, moda y arte, el término resulta positivo.

Andrés Carevic, técnico de Liga Deportiva Alajuelense, encontró en toda la primera vuelta del Apertura la fórmula idónea para mover, orientar y guiar a una nómina repleta de figuras y egos a la cúspide de la clasificación, otorgándole “pedazos” largos de partidos a sus estrellas.

Los supuestos reservistas juegan muchos minutos en cada partido.

Christopher Meneses se convierte en la mejor figura manuda en el triunfo ante Universitarios, con golazo incluido y en el juego siguiente no aparece.

Por su parte, Marco Ureña regresa a sus mejores tiempos y frente a Santos no figura.

Cuando se piensa que Jhamir Ordian sería el estelar en el carril derecho, logra la titularidad a mitad del camino y Allen Guevara es pieza firme en el arranque; después, “desaparece”.

Kenner Gutiérrez evita una derrota ante Santos en el minuto 93, y al siguiente juego no está en la formación estelar.

El único futbolista de la Liga en jugar la primera vuelta completa es el portero Adonis Pineda, con Junior Díaz y Ariel Lássiter como sus escoltas, titulares en nueve presentaciones.

Lea más: Alajuelense en fuga

Los catrachos, Alex López y Henry Figueroa, completaron ocho presentaciones y el grueso de la nómina formada por Kenner Gutiérrez, José Miguel Cubero, Ordain y Jonathan McDonald completaron un “pedacito” más de siete partidos en la estelaridad.


Minutos de acción


Jugador Minutos
Pineda 990
Lássiter 889
Díaz 810
Alex López 721
Figueroa 720
Gutiérrez 707
Cubero 663
Ordain 643
McDonald 633
A. López 626
Moya 625
Zabala 566
Guevara 539
Garrid 470
Meneses 450
Barlon 416
Ureña 295

Tomar la decisión de alinear las piezas fuertes de su nómina en lapsos largos de cada partido y no asegurarles, salvo a su portero la titularidad, pareciera por los números del León, que calmó los egos de sus principales figuras.

Esto porque Alajuelense, aparte de ser líder solitario, sumó en la primera vuelta solo una derrota en el clásico, es el equipo más goleador (27) y su marco uno de los menos vencidos (11).

Andrés Carevic empezó el Apertura aferrado a un sistema táctico que parecía inamovible: 4-1-4-1.

Ahí, Luis Garrido era el volante central y Jonathan Moya el aislado delantero. Gutiérrez, Figueroa, Junior y Zabala formaron la cuarteta defensiva; los dos López fueron arquitectos y Guevara con Lássiter, los volantes por fuera.

Con esta formación, los espacios se cerraban sobre todo en zona de ataque para McDonald, Ureña y el goleador, Róger Rojas, todavía en el equipo.

Pero, cuando el técnico manudo decidió cambiar la táctica y pasar a un estirado 4-4-2, se abrieron las compuertas de la titularidad para otras piezas relevantes de la planilla y jugadores como Ordain, Meneses, Cubero, Barlon Sequeira, pero, sobre todo, McDonald, empezaron a respirar aire fresco en la gramilla y no en el banco de la reserva.

Lea más: Alajuelense será el campeón del Apertura

El asunto es muy sencillo de resumir, si pensamos que, para un futbolista ícono como McDonald resulta diferente, por lo cargado de la nómina, actuar en dos partidos completos como titular y en el siguiente jugar 60 minutos, para darle espacio a Ureña, que entrar de cambio en el minuto 75 por Moya, como sucedía en los primeros partidos.

Este ejemplo del goleador erizo se repite en los casos de Kenner, Meneses, Cubero, Garrido, Anthony López, Guevara y compañía.

Carevic construye la formación titular dependiendo del trabajo de la semana y no del rendimiento del jugador en el último partido.

Ese fue un mensaje contundente del técnico a su planilla y entonces, para no enojar a sus estrellas y tenerlas cómodas y contentas, les ofrece en el menú ser titulares, largos pedazos de partidos en la cancha y que estén “sentaditos” en los cómodos asientos de la reserva uno o dos juegos sin enojarse.


NOTAS RELACIONADAS






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.