Enviar
Un esfuerzo sin excepciones


La escalada en el precio del petróleo, que excepcionalmente esta semana ha presentado una tendencia a la baja, ha tenido que ser enfrentada con un particular esfuerzo por parte de los ciudadanos y gobernantes de la mayor parte del mundo.
Costa Rica no es la excepción y como parte de una estrategia colectiva para bajar la factura petrolera, a partir de hoy se pondrá en práctica la restricción vehicular.
De esta medida, de acuerdo con las declaraciones de Viviana Martín, viceministra de Transportes, no se excluye a ningún sector, comercio o poder de la República. El empeño será común, bien podríamos hablar de un esmero país en busca de un objetivo que a, la postre, nos beneficiará a todos.
Sabemos que cumplirlo no será fácil, y sin duda alguna suscitará trastornos durante los procesos de adecuación de rutas, reprogramación de cronogramas o ajustes de flotas.
Los afectados en primera instancia seremos todos, pero es un decreto que debemos acatar sin solicitar consideraciones preferenciales.
Pedir exclusiones no es la vía más ejemplarizante, sobre todo si quienes las solicitan, ostentan una posición de poder o influencia.
En esta coyuntura en la que a partir de hoy, a todos los conductores del país se les pide una contribución, vale la pena solicitarles una vez más a los diputados que reconsideren dejar de recibir la cuota de 500 litros mensuales de gasolina súper.
Como ya lo ha dicho LA REPUBLICA en ocasiones anteriores, en momentos de crisis económica los 57 diputados consumen cada mes poco más de ¢18 millones en combustibles, aunque la cuota que le corresponde a cada uno sea más de lo que gasta un taxi en un mes, trabajando jornadas de 12 horas diarias.
Hoy mantenemos firme nuestra convicción de que precisamente son los legisladores los que deben dar el ejemplo y, como representantes del pueblo deben solidarizarse, con este.
Apelamos una vez más a que nuestros congresistas reflexionen sobre esta cuota que manejan discrecionalmente y cuyos parámetros están basados en épocas de bonanza y no en las que estamos enfrentando la mayoría de los costarricenses hoy en día.

Ver comentarios