Trompada caribeña
Erick Scott metió dos goles ayer y tuvo la cortesía de cederle un lanzamiento de penal a Diego Díaz. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Limón en busca del cuarto lugar y Liberia de despegarse de los últimos puestos: esas eran las consignas de dos equipos que no regalaron nada desde el pitazo inicial. El dominio de las acciones pasaba por los pies de los caribeños que con Erick Scott sumarían con una volea y de espaldas al arco el 1-0 del juego a favor de Limón; su décima anotación, convirtiéndose en el máximo goleador del torneo.
En busca del gol que emparejara las acciones, Liberia siguió atacando, sin embargo, los locales serían más. Con Mario Camacho, los guanacastecos buscaron llevar peligro al arco de Dexter Lewis sin mucha suerte, pues la muralla defensiva limonense era muy superior. En 38 minutos el central Pedro Navarro decretó una falta de penal que aprovechó muy bien Erick Scott para poner el 2-0 desde el manchón blanco.
En la primera parte Alvin Bennett dejó a los locales con un hombre menos, que no se hizo sentir en el juego. Una falta sobre Erick Scott decretaría otra pena máxima, para que Diego Díaz liquidara el juego con un 3-0 en la primera parte.
El segundo tiempo fue un monólogo, mucho dominio de los caribeños que en ningún momento parecían tener un hombre menos y las variantes de Liberia ni sumaron ni restaron a un juego muy pobre en ataque para los hombres de Erick Rodríguez.
Como era de esperar llegarían más goles para los de casa, Cristian Rivas de volea y Allan Duarte en una gran jugada en el área pondrían el definitivo 5-0, en un encuentro dominado de principio a fin por una tromba del Caribe que se comió vivo a Liberia.



 



Ver comentarios