Tribunal Ambiental procesa a Musmanni por contaminación
Enviar
Empresa tiene un mes para construir planta de tratamiento de aguas negras
Tribunal Ambiental procesa a Musmanni por contaminación

Empresa asegura tener la intención de efectuar las mejoras, pero ha tenido problemas con los permisos


Yessenia Garita
[email protected]

La empresa Premezclas Industriales para Panadería S.A., conocida como Musmanni, tiene 30 días para instalar una planta de tratamiento o de lo contrario podría verse obligada a paralizar el funcionamiento de la fábrica.
Este fue el plazo que le impuso el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) a la empresa para que corrija la situación, la cual presuntamente está provocando la contaminación del río Virilla con aguas residuales provenientes de su planta principal, ubicada en la Uruca.

La denuncia fue interpuesta en octubre del año pasado por Gabriela Woodbridge, debido a que las aguas de los servicios sanitarios y de un tanque séptico al parecer discurrían al patio de su vivienda.
“Este problema no es nuevo. Tengo varios años de denunciarlo”, dijo Woodbridge.
La planta, que cuenta con 360 empleados, carece de un adecuado sistema de tratamiento de las aguas negras y tampoco cuenta con la viabilidad ambiental de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), de acuerdo con los jueces del TAA.
Debido a la demanda, la empresa inició la construcción de cuatro fosas de absorción de aguas negras, pero presuntamente sin las pruebas de infiltración ni la aprobación de los planos de construcción por parte del Ministerio de Salud y de la Municipalidad de San José, indicó Yamileth Mata, jueza y vicepresidenta del Tribunal.
Por ello el Tribunal ordenó la paralización inmediata de las obras y le otorgó 30 días a la empresa para que instale correctamente la planta de tratamiento o, de lo contrario, paralizará el funcionamiento del proceso de producción.
En la empresa aseguran que para el tratamiento de aguas residuales se utilizan camiones cisterna, mientras continúan con el proyecto de construir una planta de tratamiento.
“Tenemos toda la intención de construir la planta, pero el problema ha sido con los permisos para la construcción. Ya existe un cronograma y esperábamos comenzar en mayo. Pero las dos instituciones se contradicen porque el Tribunal nos da 30 días y el Ministerio de Salud nos atrasa con los permisos”, indicó Tomás Acuña, gerente de la planta.
El colaborador aclaró que Premezclas Industriales para Panadería no una tiene relación directa con Musmanni, pues alegó ser un cliente más.
La investigación por daño ambiental en contra de la empresa Musmanni iría más allá, pues el Tribunal también investigará los presuntos daños ocasionados por las fosas de absorción que estaban construyendo en un terreno considerado por la Municipalidad de San José como de alto riesgo.
La planta está ubicada en pendientes abruptas, a cuatro metros por encima de otras propiedades colindantes, según un informe emitido por Marko Solórzano, jefe de sección de la Red Pluvial de la Municipalidad de San José.
En dicho informe se establece que la zona de colindancia está considerada de alto riesgo por la Comisión Nacional de Emergencias y susceptible a la inestabilidad de laderas.
La primera denuncia en contra de Mussmani fue presentada en 2003, en ese caso ante el Ministerio de Salud. Un año después esa cartera le ordenó a la empresa la presentación de un plan de manejo de los desechos. Para 2006 un nuevo informe señaló que no existía un plan para el manejo de aguas.

Ver comentarios