Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Tres factores acelerarán el déficit fiscal

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Viernes 05 mayo, 2017

El tamaño de la deuda y el crecimiento en el déficit fiscal hacen que los resultados alcanzados por Hacienda sean insuficientes y que se requieran cambios legislativos, aseguró Helio Fallas, ministro de Hacienda.


La recuperación de la inflación que incidiría en los aumentos salariales, el crecimiento en las transferencias corrientes durante la última administración y un aumento en la deuda pública acelerarían el déficit fiscal en lo que resta del año.


Ante este panorama, se mantiene la proyección de que el déficit fiscal cerrará el año en un 5,8% como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) estimado por el Banco Central.

Lea más: FMI aplaudió esfuerzo de Costa Rica para reducir déficit fiscal

“Hasta marzo, el comportamiento está conforme con nuestras proyecciones. Las cifras fiscales dadas por el Ministerio de Hacienda dejan un fuerte crecimiento interanual del 15,8% en los ingresos totales, pero el aumento en el gasto total opacó el buen desempeño de los ingresos, dejando un déficit fiscal acumulado al primer trimestre del 1,2% del PIB”, aseguró Emmanuel Agüero, analista económico de Aldesa Valores.

Lea más: Salario de empleados públicos crecerá por aumento de precios

El gobierno mantiene su discurso de que la tendencia de los ingresos y los gastos mejoró, pues entre el periodo 2010-2014 rondaron el 14,1% del PIB, en promedio. Sin embargo, entre 2015-2016, hubo un resultado superior que se ubicó en un 14,4%.

“Es necesario culminar con el proceso de fortalecimiento hacendario con la aprobación legislativa de los proyectos de ley y sustituir el impuesto sobre las ventas por el IVA, modernizar la ley de renta y contar con una regla fiscal orientada a dar sostenibilidad fiscal al país”, mencionó Helio Fallas, ministro de Hacienda.

También, se defendieron alegando que las remuneraciones mostraron una desaceleración importante, pues entre marzo de 2010 y marzo de 2014, crecieron a una tasa promedio del 13,2%, mientras que entre marzo 2016 y marzo 2017, esta tasa se redujo al 3,3%.

El pago de intereses también se desaceleró al pasar de aumentar un 23,7% al cierre del primer trimestre de 2016 a un 6,4% al mismo periodo de 2017.

“El alto déficit fiscal es el principal elemento que genera vulnerabilidades en la economía, impulsa el endeudamiento y genera presiones sobre las tasas de interés y la estabilidad macroeconómica. Con el fin de enfrentar el pago de intereses y el de remuneraciones, se sacrifican los gastos de capital que afectan la inversión pública”, aseguró Luis Diego Herrera, economista del Grupo Financiero Acobo.


NOTAS RELACIONADAS