Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



GLOBAL


Tres empresas pujan por licitaciones del Canal de Panamá

| Miércoles 04 marzo, 2009



Tres empresas pujan por licitaciones del Canal de Panamá

Panamá
EFE

Panamá recibió tres propuestas para el diseño y construcción de las nuevas esclusas del canal interoceánico que atraviesa el país, el principal contrato del proyecto en marcha de ampliación de la vía, calculado en $5.250 millones.
El presidente del país, Martín Torrijos, asistió a la ceremonia en la que tres de los cuatro consorcios precalificados entregaron la documentación requerida y el costo estimado de la obra.
Las propuestas fueron recibidas en orden de llegada e identificadas con colores; azul, para la primera, que fue la de Bechtel, Taisei y Mitsubishi Corporation; encabezada por Estados Unidos; rojo para C.A.N.A.L., que lidera un grupo español, y verde para Unidos por el Canal, también de españoles.
No se presentó Atlántico-Pacífico de Panamá, que agrupaba a las empresas “Bouygues Travaux Publics” y VINCI “Construction Grands Projets”, francesas, y la alemana Bilfonger Berger, entre otras.
El director de contratación de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Adriano Espino, animó a los consorcios a tener “fe y confianza” en que el proceso de evaluación “será justo, equitativo y transparente”.
El representante de C.A.N.A.L., Miguel Manchón, declaró a Efe su complacencia por participar en el proceso, que, según dijo, ha sido “largo y arduo”.
Sobre la llamada ley de “retorsión”, con la que Panamá puede restringir la participación en infraestructura pública de empresas de países que consideran esta nación un paraíso fiscal, como España, manifestó que “es un riesgo más”.
Del Grupo Unidos por el Canal, Antonio Zaffroni enfatizó que participar es una muestra de prestigio y solidez en el mercado de la construcción y aseguró que la licitación se ha desarrollado bajo exigentes requisitos y garantías internacionales.
“Este es el proyecto del siglo”, dijo a Efe Peter Papas, de Bechtel, satisfecho con el hecho de que haya “menos competidores”, tras la retirada del grupo francés.
Los documentos entregados con el diseño original y proyección de la obra de cada consorcio incluyen el presupuesto del trabajo, que se tendrá que medir con el estimado final de la ACP, todos montos secretos hasta el día en que se conozca la evaluación técnica de las propuestas, aproximadamente en el mes de junio.
La cotización inicial de la ACP para el proyecto fue de $3.350 millones.
La evaluación de los diseños técnicos está a cargo de un equipo técnico de 15 expertos de la ACP y cerca de 40 asesores internacionales, mientras que los sobres con las propuestas económicas reposan ya en una bóveda del Banco Nacional de Panamá.
La calificación de la propuesta técnica representa el 55% de la nota total que recibirán los consorcios que compiten para adjudicarse la obra, contratada bajo la modalidad de mejor valor, no negociado.
El costo estimado de la ACP se medirá con el costo presupuestado de la empresa mejor puntuada, a la que se invitará a ajustarse a la inversión prevista por la administración de la vía.
Si no hay acuerdo entre las dos partes, se propondrá un ajuste a todos los participantes, ya con los sobres abiertos, antes de adjudicar la obra. La licitación también puede declararse secreta.
Está previsto un fondo de compensación de 15 millones de dólares para repartir entre los consorcios no resulten ganadores, que a cambio dejarán a la ACP los estudios presentados para la obra.
El grupo C.A.N.A.L. está compuesto por las empresas ACS Servicios, Comunicaciones y Energía (España), Fomento de Construcciones y Contratas (España), Acciona Infraestructuras S.A. (España), Hochtief Construction AG (Alemania) y Constructora ICA (México).
El Consorcio Bechtel, Taisei, Mitsubishi Corporation está integrado por las empresas del mismo nombre; y el “Grupo Unidos por el Canal” lo integran Sacyr Vallehermoso S.A. (España), Impregilo S.p.A. (Italia), Jan de Nul (Bélgica) y Constructora Urbana (Panamá).
El proyecto de ampliación del Canal de Panamá, que prevé un aumento de su capacidad de carga de 300 a 600 toneladas al año, se inició en junio de 2007 y está previsto que concluya en 2014, año de su centenario.