Tratamiento en Hospital México elimina aneurismas cerebrales
Enviar

201512102046130.recuadro-8.gif
Dos personas salvaron su vida y tres más serán tratadas el próximo año con tecnología única a nivel nacional, de la cual dispone el Hospital México para la cura de aneurismas cerebrales complejos.
Se trata de una endoprótesis para uso exclusivo a nivel de arterias intracraneales. Es decir, un dispositivo microscópico que se introduce dentro de la vena para desviar o impedir el flujo de la sangre hacia el abultamiento y provocar así su desaparición gradual.
Con el tiempo, el dispositivo llega a cubrirse con una nueva pared arterial y la vena queda totalmente reconstruida.
El riesgo de ruptura de un aneurisma aumenta de acuerdo con su tamaño, ocasionando una hemorragia grave por el colapso de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro, hasta llegar a producir la muerte.
Se estima que el 40% de los pacientes que sufren ruptura no sobrevive las primeras 24 horas, mientras que un 25% adicional muere en los primeros seis meses debido a complicaciones, si no es operado.
Si un paciente es diagnosticado con esta lesión debe someterse a un procedimiento para determinar el tamaño del aneurisma, tomar medicamentos para que su sangre sea menos viscosa y poder así introducirle el dispositivo por medio de un catéter.
De momento, el tratamiento es aplicado solo en el Hospital México. Se espera que a corto plazo llegue a otros hospitales centrales de la Caja, los cuales ya cuentan con la infraestructura y el personal entrenado.
“Estamos recibiendo cada año, entre tres y cuatro casos de aneurismas cerebrales gigantes, que son mayores a los 25 milímetros. Los pacientes que hemos tratado se encuentran estables y llevando vidas normales gracias a nuestra seguridad social”, dijo Luis Rosales, neurólogo intervencionista de ese centro hospitalario.
Las causas más comunes de los aneurismas son el fumado, hipertensión arterial, anomalías congénitas de las paredes arteriales, riñones poliquísticos y displasia fibromuscular.

Ver comentarios