Tratamiento con bótox alivia migrañas crónicas
Enviar

Un tratamiento basado en el bótox está siendo la respuesta para quienes sufren dolores de cabeza crónicos.

Se trata de una inyeccion de cinco unidadades de toxina botulínica tipo A, que se aplica en 31 puntos diferentes del cráneo y del cuello, y que actúa como un bloqueador de los neurotransmisores del dolor que afectan el sistema nervioso central y generan la migraña.

201602081010450.rec10.jpg
El descubrimiento fue casual ya que muchos pacientes experimentaban alivio de sus dolores de cabeza al realizarse tratamientos estéticos para rellenar arrugas faciales.

Más adelante, la investigación científica logró confirmar los beneficios del bótox en la migraña crónica, y fue aprobada por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés).

El tratamiento, que es ofrecido en algunas clínicas y hospitales del país, requiere una aplicación cada cuatro meses para asegurar su efectividad, sin embargo, su frecuencia puede llegar a variar dependiendo de la respuesta del paciente.

Las inyecciones son tan finas como las utilizadas para aplicar la insulina a los diabéticos. Las punzadas son prácticamente indoloras pero al paciente se le aplica un gel anestésico para disminuir el malestar.

“Es importante recalcar que este tratamiento debe ser aplicado solo por un neurólogo experto con patrones aprobados y entrenamiento para que sea totalmente seguro”, advirtió el doctor Manuel Carvajal, de la Clínica Neurológica Dr. Carvajal Lizano.

Hasta ahora los pacientes atendidos en este centro médico experimentaron una disminución de hasta un 50% en el dolor diario, mientras que otros lo eliminan totalmente.

La migraña es una enfermedad que ataca aproximadamente al 15% de la población mundial y en muchos casos es de difícil control. Las mujeres la sufren hasta tres veces más que los hombres.

En su fase crónica provoca un dolor en la cabeza durante 15 días o más por mes, con un periodo de dolor diario que se prolonga por cuatro horas o más.

Se estima que el 58% de los pacientes que la padecen tiene una reducción de su productividad, además, el 30% sufre depresión y ansiedad.

Sus causas son multifactoriales, es decir, combinan agentes desde ambientales y alimenticios, hasta psicológicos y hereditarios.

El tratamiento basado en bótox ha mejorado la situación de al menos uno de cada dos pacientes con migraña crónica, cuyo dolor solo puede ser controlado con medicamentos que tienen efectos adversos sobre su calidad de vida de quien los toma con regularidad.

La toxina también es utilizada para tratar dolores en el cuello y la espalda.


Ver comentarios