Traslado de presos de Guantánamo a Uruguay por definirse
Uno de los temas a tratar en la visita que hará José Mujica a Barack Obama, es el posible traslado de presos de Guantánamo a Uruguay. AFP/La República
Enviar

Traslado de presos de Guantánamo a Uruguay por definirse

 

EE.UU. aseguró ayer que los presos de Guantánamo que Uruguay está dispuesto a acoger "no son de alto riesgo", pero no aclaró sus posibles nexos con Al Qaeda al ofrecer detalles de la visita que el presidente uruguayo, José Mujica, realizará al estadounidense Barack Obama el próximo 12 de mayo.
En rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores uruguayo, Luis Almagro, la embajadora de Estados Unidos en Montevideo, Julissa Reynoso, aclaró que todavía "no está cerrado" el acuerdo para el envío de los presos, porque "el diálogo con Uruguay está en marcha, no se ha terminado, no se ha cerrado".
A una consulta sobre si los candidatos a ser trasladados a Uruguay tuvieron lazos con Al Qaeda, Reynoso respondió que los servicios de seguridad de su país han determinado que "no son de alto riesgo", "ni para Estados Unidos ni para ningún otro país".
En marzo pasado se conoció la decisión de Mujica de aceptar la petición de Obama de acoger a algunos de los presos en Guantánamo, como ya han hecho los gobiernos de otros dieciocho países en el mundo, ninguno de ellos de Sudamérica.
Pocos días después el diario estadounidense Miami Herald aseguró que cuatro de los candidatos son considerados "un alto riesgo, ya que es probable que representen una amenaza para EE.UU., sus intereses y sus aliados", según documentos clasificados del Departamento de Defensa.
Este martes Almagro se negó a dar detalles sobre los presos, que según puntualizó en los últimos días su colega de Interior, Eduardo Bonomi, serían media docena y al parecer ya fueron seleccionados en una visita de una delegación gubernamental uruguaya a la cárcel de Guantánamo, ubicada en una base militar de EE.UU. en Cuba.
"Las normas uruguayas no permiten dar datos sobre identidad, filiación o actividad de las personas que pueden ser acogidas", precisó Almagro, antes de explicar que el Gobierno uruguayo está resolviendo "la forma jurídica en la que (los presos) van a ser recibidos".
La posible llegada a Uruguay de los reclusos, que en principio quedarían libres aunque bajo vigilancia policial, por su seguridad, ha sido cuestionada por algunos juristas y motivó que la Presidencia recibiera a la cúpula de la poderosa comunidad judía en el país para dar explicaciones sobre su decisión.
Al margen de esa cuestión, Reynoso y Almagro informaron este martes de que el comercio, la educación, la investigación científica, los derechos humanos y la seguridad serán los temas centrales de la reunión Mujica-Obama, sobre la que se ha especulado desde que el exguerrillero asumió la presidencia de Uruguay en 2010.
"Hace tiempo que estamos trabajando para que se concrete la visita", que es una muestra de "la estrecha y creciente relación de amistad" entre las dos naciones y del "apoyo" estadounidense "al liderazgo" de Mujica en "los derechos humanos, la inclusión social, y la paz y la seguridad globales", indicó la embajadora.
Reynoso expresó también el interés del gobernante estadounidense en conversar sobre "asuntos multilaterales".
Mujica indicó el pasado fin de semana que aprovechará su reunión con Obama en la Casa Blanca para marcar los "gruesos errores" que Estados Unidos comete con América Latina.
El mandatario uruguayo, del izquierdista Frente Amplio, matizó que lo hará "sin estridencias, sin ser agresivo" pero "sin renunciar" a sus pensamientos.

Montevideo/EFE

Ver comentarios