Tras 50 años, las FARC terminan sus días como fuerza armada
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

El mayor grupo rebelde de Colombia entregó sus últimas armas esta semana, poniendo fin a su condición de fuerza de combate después de medio siglo de insurgencia.

Después de cuatro años de conversaciones de paz que terminaron en 2016, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han entregado 7.132 armas en los últimos meses, según la misión de Naciones Unidas que certificó el proceso.

"De ahora en adelante, su única arma será la palabra", dijo hoy el presidente Juan Manuel Santos en un evento con miembros de las FARC en el municipio oriental de Mesetas. "Hoy Colombia tiene la mejor noticia en 50 años".

Los líderes de las FARC ahora están tratando de crear un movimiento político y promover alianzas antes de las elecciones presidenciales de 2018.

La insurgencia, uno de los conflictos civiles más largos del mundo, dejó a más de 200 mil personas muertas y desplazó a millones de sus tierras. Durante los combates, los rebeldes financiaron sus actividades con el narcotráfico, la extorsión y el secuestro.

La implementación del acuerdo de paz incluye una reforma agraria, la erradicación de los cultivos de drogas y la reparación de las víctimas del conflicto. Tiene un costo estimado de 129,5 billones de pesos ($43 mil millones) que se financiará durante 15 años, según el Ministerio de Hacienda.

El proceso aún enfrenta duras críticas de líderes políticos, incluido el ex presidente Álvaro Uribe, quien dijo la semana pasada que si su movimiento político gana las elecciones del próximo año, se llevarán a cabo cambios en el proceso de implementación.



Ver comentarios