Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Trabajo y más trabajo

Cristian Williams [email protected] | Miércoles 09 octubre, 2013

La Tricolor está concentrada en Guápiles, donde se prepara para el juego ante Honduras. Cortesía Fedefútbol/La República


Trabajo y más trabajo

El seleccionado no deja nada al azar, va por los tres puntos a Honduras

Lejos de la ciudad, cero concreto, mucho verde y ante todo, hectáreas de piña. En ese ambiente se prepara la Selección Nacional para el juego del próximo viernes en San Pedro Sula ante Honduras.
Ya con el grupo completo y a doble jornada, Jorge Luis Pinto, encontró un área con un clima muy similar al que se topará el viernes, caracterizado por una alta temperatura y mucha humedad, teniendo en cuenta que el partido será a las 3 p.m.
La sede fue la cancha de la empresa Piñas Del Bosque al norte de Guápiles, donde el estratega, al menos en las prácticas de ayer, dio énfasis a los servicios por las bandas, toque de balón en el área y definición.
“El clima es lo que esperábamos, la humedad y calor, es un clima superior, trabajamos mucho las líneas, un poco de todo”, expresó el técnico.
Que el boleto mundialista que ya se tiene en las manos no se convierta en un arma de doble filo que permita entrar en un estado de “relajación” es lo que pretende el cuerpo técnico de la Selección de Costa Rica, quienes exigen a los jugadores compromiso y un crecimiento futbolístico.
Claro y directo fue Pinto con sus seleccionados, cuando minutos antes del arranque de la práctica matutina les pidió compromiso y entrega para luchar por conseguir el primer lugar de la hexagonal final.
“Hoy (ayer) se habló antes del entrenamiento que se quiere que el jugador llegue con todo, nada de cuidarse, nada de pensar en amarillas. Necesitamos seguir haciendo el trabajo que realizamos durante la eliminatoria y jugar con confianza”, comentó el contención José Miguel Cubero.
De igual manera el asistente técnico de la Tricolor, Luis Marín, aseguró que el compromiso y el crecimiento futbolístico deben ir de la mano en estos dos últimos dos encuentros eliminatorios.
“Pedimos compromiso y seguir en crecimiento, no nos podemos estancar, porque ahora estamos a las puertas del mundial y lejos de estancarnos tenemos que seguir en crecimiento”, apunto Marín.
Y es que un factor que le trajo tranquilidad a la tricolor es el tema de las tarjetas amarillas, determinación de la FIFA que le permitirá al equipo costarricense jugar con mayor soltura y sin temores a una amonestación.
“Lo de las tarjetas es una tranquilidad para todos, eso nos permitirá enfrentar los dos partidos con la normalidad que se debe y que los jugadores salgan a jugar sin temor de ser sancionados”, puntualizó Marín.
Por su parte, el volante del equipo costarricense, Cristian Bolaños, aseguró que día a día trabajan por conseguir ganar partidos, aunque fue honesto y a su vez mencionó que existe una serie de aspectos extrafutbolísticos que pueden complicar las cosas.
“Lo más complicado en Honduras serán las cosas extrafutbolísticas, el clima, la cancha que quizá cuente con el césped muy alto, y claro que la hora del partido, donde el sol será muy fuerte, son aspectos que pueden complicar un poco las acciones. Pero venimos a entrenar para ganar los partidos, no para empatar ni para perderlos”, detalló Bolaños.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica