Tormenta en Liberación se disipa
“En un partido maduro como Liberación las heridas sanan rápido”, indica Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia. Archivo/La República
Enviar

Chinchilla pide diálogo a nuevo directorio legislativo

Tormenta en Liberación se disipa

TLC con Europa y proyecto contra capitales golondrina son prioridad de Ejecutivo

Después de la tormenta viene la calma, y en el caso del Gobierno y la fracción de Liberación Nacional, esa calma llegaría poco a poco.
Un día después de que Luis Fernando Mendoza fuera nombrado como nuevo jerarca del Congreso, Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, espera que las cosas se tranquilicen.

201305022332350.n44.jpg
En ese sentido, espera que “no haya resentimientos ni divisiones” y que la presidenta Laura Chinchilla pueda impulsar una agenda ambiciosa durante este último año de trabajo.
“En un partido maduro como Liberación las heridas sanan rápido. Además, no creo que la división sea tan profunda, pues a final de cuentas, toda la fracción votó por Mendoza”, indicó Benavides.
Previo a la elección del 1° de mayo, los verdiblancos estaban envueltos en una lucha interna sin precedentes en este Gobierno y se preveía que el PLN llegaría dividido a la crucial elección.
Pero la solicitud de Chinchilla a los legisladores Luis Gerardo Villanueva y a Sianny Villalobos para que declinaran de sus aspiraciones políticas, permitió a la fracción buscar un candidato de consenso y de esta forma, evitar un papelón legislativo.
Ayer, la mandataria desayunó con Mendoza y el resto de integrantes del nuevo directorio legislativo. En la cita también estuvo Benavides.
Sin embargo, en el encuentro brilló por su ausencia Edgardo Araya, nuevo jefe de fracción y ficha del candidato Johnny Araya, quien indicó a LA REPÚBLICA que no estaba enterado del encuentro.
La reunión se llevó a cabo en Casa Presidencial y en ella Chinchilla detalló que el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, el proyecto de capitales golondrina y las iniciativas que se desprenden del informe de la Comisión de Notables, serán algunos de los proyectos claves del Ejecutivo.
Asimismo, para probar su buena voluntad a dialogar durante el resto de su mandato, la Presidenta propone a los partidos de oposición conformar de manera conjunta la agenda de discusión del Congreso a partir del lunes.
Sin embargo, aunque el Gobierno se muestra manso de primera entrada, esto no quiere decir que sea menso, pues si el diálogo no da resultados, el Poder Ejecutivo valorará otros escenarios para impulsar sus proyectos.
“Queremos un diálogo que concluya con la aprobación de proyectos y no un diálogo que no lleve a ninguna parte”, expresó Benavides.
Para ganar la presidencia del Congreso este 1° de mayo, el PLN tuvo que pactar con el PASE, Renovación Costarricense y Restauración Nacional.
Estos últimos dos partidos lograron que sus diputados Justo Orozco y Carlos Avendaño, respectivamente, fueran nombrados en el directorio.
Ayer, tras salir de la reunión con la Presidenta, indicaron que ellos se opondrán al proyecto que valida las uniones homosexuales y la fertilización in vitro.
Ambas iniciativas requieren un tratamiento ágil, pues diversos sectores pujan por su aprobación y el Poder Ejecutivo podría entrar en un dilema con ellas.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios