Enviar

Tormenta detiene a Tiger

201303242315270.a6.jpg
Tiger Woods buscará su octavo triunfo en Bay Hill, que lo llevaría a lo más alto del escalafón mundial. SAM GREENWOOD-AFP/La República
Solo un tornado ha logrado detener al golfista estadounidense Tiger Woods, que tendrá que esperar hasta hoy para tratar de reconquistar el puesto número uno del ranking mundial.
El estadounidense, vestido de rojo y negro y que oficializó su relación con la esquiadora Lindsey Vonn, salió ayer lanzado con un birdie en el hoyo dos que le deja líder y con tres golpes de ventaja sobre Keegan Bradley, Ken Duke, John Huh y Rickie Fowler, más 16 hoyos por delante.
Pero el torneo realizado en Bay Hill se suspendió por una fuerte tormenta y Woods deberá esperar hasta hoy para tratar de convertirse en el mejor jugador del escalafón mundial, por encima de Rory McIlroy, quien no jugó.
Difícil se ve que los perseguidores de Woods puedan alcanzarle, así que de lograr el título en un campo donde ya se ha coronado en siete ocasiones, Tiger volverá a lo más alto, una posición que abandonó el 30 de octubre de 2010.
Además, de ganar sería ya el tercer título del californiano en este 2013 después de conquistar hace dos semanas el WGC-Cadillac y el Farmers Insurance Open, en enero.
El que ya acabó el torneo fue Sergio García, que tras escalar a un árbol para golpear la bola, se retiró por un dolor de manos y no podrá continuar con su racha de buenos resultados.
Esta sería la tercera ocasión que un torneo de la PGA no terminaría a tiempo en el año. Torrey Pines fue retrasado hasta el lunes debido a niebla, y fuertes vientos forzaron que el Torneo de Campeones en Hawái finalizara en martes.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios