Enviar
Tormenta azota al norte de EE.UU.

Autopistas, aeropuertos, escuelas y centros de trabajo cerraron sus puertas

Washington
EFE

Una fuerte tormenta de nieve que abarca desde Nueva Inglaterra hasta las Carolinas sembró ayer el caos en la costa este de Estados Unidos, donde se cerraron no sólo escuelas y centros de trabajo sino también autopistas y aeropuertos.
Casi medio metro de nieve se acumuló durante la noche desde los estados más al norte de Nueva Inglaterra hasta las Carolinas, en una tormenta que llegó a la Costa Este a tan sólo 20 días de la primavera.
Las fuertes nevadas continúan y las malas condiciones meteorológicas contribuyeron a que se registrasen cuatro muertes en las carreteras de Massachusetts, Rhode Island y Nueva York, informaron las autoridades.
En Boston, dos mujeres, una de 65 años y otra de 25 que estaba embarazada, murieron en un accidente de tráfico cuando su vehículo se estrelló contra un camión, informó la cadena de noticias CNN.
El alcalde de Boston, en Massachusetts, Thomas Menino, decretó el estado de emergencia y las escuelas públicas fueron cerradas, al igual que las de Nueva York, que cerraron por primera vez en cinco años.
El tráfico está paralizado a lo largo de la autopista interestatal 85 a la altura del condado de Spartanbur, en Carolina del Sur, y un accidente ha causado 24 kilómetros de atasco en Carolina del Norte, donde han caído 30 centímetros de nieve.
La nieve, el viento y las bajas temperaturas están afectando a las comunicaciones y además de los atascos han causado retrasos y cancelaciones de vuelos.
La compañía Delta Airlines ha cancelado 300 vuelos, la mayoría de ellos con destino a Atlanta y Georgia, mientras en las cercanías de Nueva York más de 900 vuelos fueron cancelados de los Aeropuertos Kennedy, Newark y LaGuardia.
Las autoridades han recomendado a los viajeros que llamen primero para confirmar sus vuelos antes de ir al aeropuerto.
El aeropuerto internacional de Baltimore permaneció abierto, aunque varios vuelos se han cancelado o han sufrido retrasos.
En Boston, el Logan International tuvo que cerrar durante 40 minutos para limpiar la nieve acumulada en las pistas.
Lo mismo ocurrió con el Aeropuerto Internacional Greenville-Saprtanburg, en Carolina del Sur, y el Richmond International, en Virginia, aunque según la Agencia Federal de Aviación ya han vuelto a operar.
En Filadelfia, Pensilvania, 44 personas tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto, dijo a la prensa el portavoz del Aeropuerto Phyllis Van Istendahl.
Además, en el área de Winston-Salem (Carolina del Norte), 100.000 usuarios se han quedado sin electricidad y otros 78.000 también han sufrido cortes eléctricos en varias localidades de Carolina del Sur.
La compañía de electricidad Dominion en Virginia ha recogido las quejas de 114.000 usuarios que se han quedado sin electricidad, más de la mitad en el área de Richmond, y la Appalachian Power ha recibido otras 5.600 quejas de usuarios del sureste del estado.
El servicio meteorológico ha emitido una alerta de tormenta de nieve efectiva para toda la Costa este que abarca desde Carolina del Sur hasta Maine.
Se espera que en las próximas 12 horas se acumulen 15 centímetros de nieve y otros 20 más en las próximas 24 horas.
En la ciudad de Washington, el alcalde Adrian Fenty ha declarado el estado de emergencia por nieve, que obliga a los vehículos a no aparcar en ciertas zonas para dejar paso a las máquinas quitanieve.


Ver comentarios